30 de enero de 2015

El Gobierno argentino convoca al Congreso para crear nueva agencia de inteligencia

BUENOS AIRES, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno argentino ha convocado una sesión extraordinaria del Congreso con el fin de que se pueda discutir la creación de la nueva Agencia Federal de Inteligencia que, a propuesta de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, sustituirá a la Secretaría de Inteligencia tras verse salpicada por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

   "Convócase al Honorable Congreso de la Nación a sesiones extraordinarias desde el 1 hasta el 28 de febrero de 2015", reza el decreto publicado este viernes en el Boletín Oficial y firmado por la presidenta y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, según informa la agencia oficial Télam.

   Durante la sesión extraordinaria se discutirá sobre "acuerdos para designaciones y promociones" así como de "tratados, convenios y acuerdos internacionales", y la creación de la Agencia Federal de Inteligencia.

   En su declaración televisada el pasado lunes, Cristina Fernández había anunciado la disolución de la Secretaría de Inteligencia y la creación de la AFI, que tendrá un director y un subdirector que serán designados por el Ejecutivo pero deberán contar con la aprobación del Senado. Asimismo, también se contempla la transferencia del sistema de escuchas telefónicas a la órbita de la Procuración General de la Nación

Relacionadas

   Una vez creada, explica Télam, la Agencia Federal de Inteligencia trabajará en un ámbito concreto de defensa frente a ataques externos o frente a delitos complejos por su globalización, como la trata de personas, el narcotráfico, el ciberdelito, o los delitos económicos.

   En tanto, las actividades de inteligencia interna solo quedarán limitadas a la investigación en materia de delitos federales complejos, inteligencia criminal o atentados contra el orden institucional o constitucional que prevé el artículo 36 de la Constitución nacional.

MUERTE DE NISMAN

   La muerte del fiscal Alberto Nisman, encargado de investigar el atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ha conmocionado a Argentina. Nisman apareció el pasado 18 de enero con un disparo en la cabeza en su apartamento, solo unos días después de haber había acusado a la presidenta y a otros miembros del Gobierno, de encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la AMIA, en el que murieron 85 personas.

   Inicialmente, el Gobierno respaldó la hipótesis del suicidio, pero días después la presidenta aseveró tajante que Nisman no se suicidó sino que aquellos que le dieron la información falsa para desacreditarla a ella y a su Gobierno estarían detrás de su muerte. Con ello, la mandataria apuntó directamente a la Secretaría de Inteligencia y a su antiguo director de operaciones, presunta fuente de Nisman.