10 de enero de 2007

Argentina.- El Gobierno argentino negocia los plazos para pagar su deuda de 4.868 millones de euros con el Club de París

BUENOS AIRES, 10 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino propuso hoy al llamado Club de París, integrado por las economías más poderosas, pagar su deuda de 6.300 millones de dólares (4.868 millones de euros) en un plazo de 15 años, según informó hoy la prensa local.

La contrapropuesta de la entidad al Ejecutivo de Néstor Kirchner fue la de reducir el plazo, posiblemente a un período de diez años, indica el diario local 'La Nación', que cita a fuentes oficiales vinculadas con las negociaciones.

Después de que la Administración argentina pagara el año pasado su deuda de más de 10.000 millones de dólares (7.700 millones de euros) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acordara refinanciar los pagos de la deuda externa con la mayor parte de sus acreedores, al presidente Kirchner le falta ordenar su situación con el Club de París.

Argentina se declaró en suspensión de pagos en diciembre de 2001, durante la presidencia transitoria del peronista Adolfo Rodríguez Saá, y desde entonces dejó de realizar los pagos al Club de París, que agrupa a las economías más poderosas.

La intención del Gobierno es obtener los mismos plazos que logró en 1992, cuando realizó la última renegociación con el organismo, aunque entonces el contexto local e internacional era diferente. Después de saldar su deuda con el FMI, el Gobierno de Kirchner logró acumular reservas por más de 32.000 millones de dólares (24.700 millones de euros).

La deuda argentina con el Club de París está integrada por 2.113 millones de dólares (1.632 millones de euros) a Alemania; 1.414 millones (1.092 millones de euros) a Japón; 629 millones (486 millones de euros) a España; 516 millones (398,7 millones de euros) a Italia; 457 millones (353 millones de euros) a Bélgica; 362 millones (279,7 millones de euros) a Estados Unidos y 271 millones (209,4 millones de euros) a Francia.

Además, el Ejecutivo tiene otra deuda de casi 1.000 millones de dólares (772,8 millones de euros) con España que fueron prestados durante la Presidencia de José María Aznar al Gobierno del radical Fernando de la Rúa, a mediados del año 2000.