3 de enero de 2006

Argentina.- El Gobierno argentino paga la deuda al FMI y las reservas monetarias quedan en 18.500 millones de dólares

BUENOS AIRES, 3 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno del presidente Néstor Kirchner canceló hoy la totalidad de su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 9.530 millones de dólares, lo que le permitirá liberarse de las constantes revisiones del organismo sobre la marcha de la economía argentina y las cuentas fiscales.

De esta forma, el Gobierno argentino dio un paso importante que le permitirá manejarse con mayor autonomía, pero que a su vez lo obligará a mantener una férrea conducta fiscal para evitar sobresaltos, según diversos analistas.

Durante una rueda de prensa, la ministra de Economía, Felisa Miceli, y el presidente del Banco Central, Martín Redrado, confirmaron hoy que el Gobierno argentino concretó el pago con el organismo internacional de crédito, anunciado hace quince días por el presidente Kirchner.

Según explicaron los funcionarios, tras el pago de la deuda con el FMI las reservas monetarias del Banco Central, quedaron en 18.500 millones de dólares. "Cumplimos con lo que dicta la ley al usar las reservas de libre disponibilidad para formalizar el pago", dijo Miceli.

El presidente del Banco Central explicó que después de haber entregado las reservas para la deuda con el Fondo el organismo recibió a cambio una letra a 10 años de plazo, por lo que a su juicio "es nulo el impacto patrimonial" para la entidad que regula el sistema monetario argentino.

Los mercados reaccionaron favorablemente hoy, luego de haberse concretado la medida anunciada por Kirchner. El índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires tuvo un alza de un 2,97 por ciento, mientras que el dólar se cotizó a 3,06 pesos la unida, por las compras realizadas por las entidades oficiales.

CRITICAS DE LA OPOSICION

Pese a que la medida del Gobierno fue bien recibida por la población, de acuerdo con las encuestas, los principales dirigentes de la oposición política criticaron la medida, la más importante tomada por el gobierno de Kirchner.

Por caso, la titular del ARI centroizquierda, Elisa Carrió, dijo que el pago constituye un "inmenso error" y advirtió que la decisión "puede tener consecuencias muy difíciles para la Argentina".

La diputada nacional dijo que "se trata de un acto innecesario de disponibilidad de todas las reservas que son las que respaldan la base monetaria". Y agregó que las reservas destinadas al pago "eran las que nos permitían en los próximos dos o tres años hacer frente a cualquier crisis inflacionaria interna, a cualquier golpe de mercado o a una crisis internacional".

A su turno, el titular de Recrear, centroderecha, opinó que "el pago fue una excusa para estar obligados a aplicar una política más estricta". Agregó que "creo que no debió adelantarse el pago de la deuda. Está bien que se pague, pero me parece mal que se pague más en forma anticipada. En todo caso, se debió cancelar la deuda más cara, no las más barata".

Finalmente, señaló además que la decisión del Gobierno fue "un acto casi de propaganda" ya que "no es razonable pagar sobre la reserva del Banco Central" porque "eso demuestra la fragilidad de nuestro sistema monetario".