11 de septiembre de 2008

Argentina.- El Gobierno considera irresponsables las declaraciones del empresario venezolano Antonini Wilson

BUENOS AIRES, 11 Sep. (del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino afirmó hoy que las grabaciones difundidas en un juicio en Miami durante la comparecencia del empresario venezolano Guido Antonini Wilson son unas declaraciones "irresponsables producidas y armadas por el FBI" --la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos-- e "implican el uso indebido de una causa judicial con fines políticos subalternos"

Antonini Wilson dijo ante el tribunal haber introducido en Argentina una maleta con 800.000 dólares a petición de un ex funcionario cercano al ex presidente argentino Néstor Kirchner.

En un comunicado difundido hoy, la Cancillería argentina criticó "el llamativo silencio de las autoridades judiciales de los Estados Unidos ante las reiteradas" peticiones de Argentina para que Antonini Wilson "sea extraditado y juzgado por la Justicia argentina por haber violado la ley" en Argentina, donde fue detenido.

La Cancillería añadió que, "ante la difusión de informaciones relativas a una causa judicial que tiene lugar en Miami y que son de conocimiento público", el Gobierno señala que, "en cumplimiento de una orden judicial (...), solicitó a las autoridades competentes de Estados Unidos la extradición de Guido Antonini Wilson".

"Esta petición fue realizada el 31 de agosto de 2007 y reiterada el 28 de diciembre de ese mismo año" y "la Embajada argentina en Estados Unidos requirió información del estado del trámite el 28 de febrero de 2008 y el 14 de abril de este año", agrega el texto.

Antonini Wilson fue detenido en la madrugada del 4 de agosto de 2007 cuando llegó a Buenos Aires en un avión fletado por la estatal argentina Enarsa, proveniente de Caracas. En el juicio que se sigue en Miami a Franklin Durán, acusado de haber actuado como agente del gobierno venezolano, se escuchó una grabación en la que Antonini Wilson dijo haber entregado la maleta a petición de Claudio Uberti, ex funcionario del Gobierno argentino.

La Cancillería sostuvo que "es altamente llamativo este silencio, atento a que la Justicia argentina es el órgano naturalmente competente para juzgar a las personas imputadas de la comisión de ilícitos en nuestro país, máxime cuando fueron descubiertos por las propias autoridades argentinas".

El documento lamenta las declaraciones "irresponsables efectuadas por la Fiscalía en base a material armado y producido por el FBI, es decir, con conocimiento de autoridades políticas de Estados Unidos".

"Al mismo tiempo, se niega a nuestro país la posibilidad de juzgar a los responsables y esclarecer los hechos ocurridos en nuestro territorio, que afectan de manera inaceptable la potestad jurisdiccional de nuestro país e implican el uso indebido de una causa judicial con fines políticos subalternos", prosigue el comunicado.

La Cancillería señaló que "las relaciones maduras que deben existir entre Estados no pueden verse sino afectadas a instancias de operaciones con finalidades políticas de este tipo".