23 de marzo de 2006

Argentina.- El Gobierno ordena la apertura de los archivos secretos de las Fuerzas Armadas durante la dictadura

La documentación desclasificada quedará a disposición del Archivo Nacional de la Memoria

BUENOS AIRES, 23 Mar. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La ministra de Defensa argentina, Nilda Garré, ordenó la apertura de los archivos secretos de las Fuerzas Armadas correspondientes a la época de la dictadura militar (1976-1983), justo cuando mañana se cumpla el 30 aniversario del golpe de Estado que derrocó el Gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón.

Mediante una resolución, Garré dispuso que todos los documentos y archivos del Estado Mayor Conjunto, los estados mayores del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y de todas las dependencias o reparticiones del Ministerio de Defensa puedan ser consultados.

La resolución del Ministerio de Defensa implica el levantamiento del secreto militar "en cuanto resulte necesario", según la resolución firmada por Garré y que fue dada a conocer mediante un comunicado del Gobierno.

La apertura de los archivos de las Fuerzas Armadas era un antiguo reclamo de los organismos de Derechos Humanos, ya que suponen que pueden contener información sobre la suerte corrida por los desaparecidos durante la dictadura militar.

Según la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep), que funcionó durante el Gobierno del radical Raúl Alfonsín, unas 9.000 personas fueron secuestradas durante el Gobierno militar y nunca más se supo de ellas, aunque los organismos de Derechos Humanos elevan la cifra a unos 30.000.

La documentación desclasificada quedará a disposición del Archivo Nacional de la Memoria y su presidente tendrá acceso "a los archivos de los organismos integrantes de la administración centralizada y descentralizada del Poder Ejecutivo Nacional, incluyendo las Fuerzas Armadas y seguridad".

La apertura de los archivos se produce además cuando aún resuenan los ecos del escándalo generado por el descubrimiento del espionaje a políticos y personas civiles que se realizaban en la base naval de Trelew, en la provincia de Chubut, que provocó la suspensión de todas las actividades de la inteligencia naval.