22 de septiembre de 2007

Argentina.- El Gobierno rechaza las insinuaciones sobre un posible fraude en las presidenciales de octubre

BUENOS AIRES, 22 Sep. (EP/AP) -

El jefe de gabinete argentino, Alberto Fernández, calificó hoy de "inadmisibles" las denuncias de la oposición sobre la posibilidad de que haya fraude en las elecciones presidenciales del 28 de octubre.

"Es inadmisible que alguien hable de fraude en la Argentina", declaró Fernández hoy en radio Del Plata, en alusión a la candidata de la Coalición Cívica Elisa Carrió, quien recientemente cuestionó en Washington la transparencia de los comicios y pidió la presencia de observadores internacionales para evitar cualquier irregularidad.

"Es una desvergüenza, yo veo a la señora Carrió yendo a pequeños mítines de 50 personas en Washington, reclamando allí que se preste atención a lo que puede ser un fraude, y la verdad es que me apena como argentino", sostuvo Fernández.

Las dudas de la oposición sobre la transparencia de las elecciones nacionales se acrecentaron después de que el alcalde la capital de la provincia de Córdoba, Luis Juez, denunciara fraude en la elección para gobernador celebrada el 2 de septiembre, en la que perdió por un punto ante el candidato oficialista Juan Schiaretti. La justicia electoral provincial se encuentra haciendo el recuento de los votos para confirmar el resultado.

Mientras, en la provincia de Chaco --donde es muy estrecha la diferencia que los dos principales candidatos a gobernador obtuvieron en la elección del 16 de septiembre-- el recuento definitivo ha sido suspendido a petición judicial.

Al igual que Carrió, el candidato a presidente por Una Nación Avanzada, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, también pidió la presencia de observadores internacionales para los comicios del 28 de octubre.

La Justicia Electoral convocó a los partidos políticos a una audiencia el 2 de octubre para debatir las medidas que se adoptarán para garantizar la transparencia de los comicios.