16 de noviembre de 2006

Argentina.- Interpol ordenó capturas internacionales contra ex funcionarios iraníes por el atentado contra la AMIA

BUENOS AIRES, 16 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La organización internacional de policías Interpol puso hoy en circulación las peticiones de detención ordenadas la semana pasada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral contra ocho ex funcionarios iraníes, quienes fueron acusados en la causa por la cual se investiga el atentado contra la sede de la mutal judía AMIA, ocurrido en 1994 y que provocó la muerte de 85 personas.

Según informó la agencia gubernamental Télam, las órdenes de capturas internacionales libradas por el juez Canicoba Corral fueron puestas en la categoría "difusión roja", lo que significa que son de máxima prioridad.

Las órdenes de captura dictadas por el juez provocaron tensión en las relaciones diplomáticas entre los Gobiernos de Irán y Argentina, que se encuentran a nivel de encargados de negocios desde el atentado contra la AMIA, el peor de la Historia en el país sudamericano.

El Gobierno de Irán amenazó con pedir la captura del fiscal Alberto Nisman, autor del dictamen que el juez Canicoba Corral tomó como base para pedir los arrestos del ex presidente de Irán, Ali Rafsanjani y de otros ex funcionarios del Gobierno islámico.

Además del ex presidente iraní, los buscados por la Justicia argentina son el ex embajador de Irán en Buenos Aires, Hadi Soleimanpour; el ex ministro de Seguridad entre 1989 y 1997, Ali Fallahijan; el ex ministro de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Velayati y el ex consejero cultural de la Embajada en Buenos Aires, Mohsen Rabbani.

También se ordenó la captura del ex tercer secretario de la Embajada de Irán en Buenos Aires Ahmad Reza Ashgari y de los ex comandantes de las guardias revolucionarias Pasdarans y QUDS, Mohsen Rezai y Ahmad Vahidi. Además integra la lista el ex jefe del Servicio de Seguridad exterior de Hezbolá, Imad Moughnieh, único no iraní y también con captura internacional por la voladura de la Embajada de Israel el 17 de marzo de 1992.

El presidente de la DAIA, que también tenía su sede en el edificio que fue destruido por un coche bomba en 1994, Jorge Kirszembaun, dijo en el dictamen del fiscal Nisman "hay un contundente dictamen contra Irán por haber coordinado el atentado contra la AMIA como parte de una política de estado en ese sentido y también contra Hezbolá".