22 de febrero de 2013

Argentina/Irán.- AI advierte de que la comisión sobre el atentado a la AMIA "no debe reemplazar los procesos judiciales"

BUENOS AIRES, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha advertido de que la Comisión de la Verdad acordada entre Argentina e Irán para investigar el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires es una "oportunidad para reactivar la causa", pero "de ninguna manera garantiza el éxito de la investigación" y "no debe reemplazar los procesos judiciales".

Los Gobiernos de Argentina e Irán firmaron el pasado 27 de enero un acuerdo para esclarecer el atentado contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, perpetrado el 18 de julio de 1994 y que causó la muerte de 85 personas, que prevé la puesta en marcha de una Comisión de la Verdad formada por juristas de los dos países.

En un comunicado transmitido este jueves por la agencia argentina de moticias Télam, la organización internacional de Derechos Humanos ha afirmado que el acuerdo "parece indicar la voluntad de ambos países de que se avance en la causa del atentado a la AMIA, al permitir que se lleven adelante actos judiciales pendientes", y se presenta como "una oportunidad para reactivar la causa judicial, al posibilitar la realización de los interrogatorios pendientes".

No obstante, la organización ha advertido de que el acuerdo "de ninguna manera garantiza el éxito en la investigación", sino que solo "crea una oportunidad de avanzar hacia la justicia y reparación para las víctimas". Asimismo, ha afirmado que, aunque la Comisión de la Verdad "podría ser una contribución positiva" a la causa, "no debe reemplazar los procedimientos judiciales", al tiempo que ha reclamado a Argentina e Irán que garanticen "la independencia de la comisión".

Aparte, Amnistía ha exigido que Irán se comprometa a cumplir "las solicitudes de extradición" en caso de que las autoridades judiciales argentinas determinen, tras los interrogatorios, que hay evidencias suficientes "para procesar a los sospechosos y ordenar su arresto".

La otra opción, según la organización internacional, sería que Irán decidiese investigar el caso "a través de su propio sistema judicial, en un juicio imparcial que no contemple la posibilidad de pena de muerte".