15 de agosto de 2007

Argentina/Irán.- El Gobierno argentino rechaza la petición de Irán de interrogar a ex funcionarios argentinos

BUENOS AIRES, 15 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino rechazó un exhorto enviado por el Gobierno de Irán para interrogar a un grupo de ex funcionarios y ciudadanos argentinos vinculados con la investigación del atentado contra la mutual judía AMIA al considerar que la requisitoria "es una represalia política".

El Gobierno iraní había pedido la comparecencia del ex juez federal Juan José Galeano, los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, el ex ministro del Interior Carlos Corach y el ex dirigente de la colectividad judía Rubén Beraja bajo el cargo de "acciones contra la seguridad externa de la República Islámica de Irán".

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno argentino rechazó el requerimiento "por no reunir los requisitos y señala que es difícil no interpretar la requisitoria como una represalia política a consecuencia del pedido de captura de los ciudadanos iraníes implicados en la causa AMIA, la que en todo momento se mantuvo en estricta sede judicial".

La Justicia argentina pidió la captura internacional de un grupo de ex funcionarios del Gobierno iraní y de dirigentes de la milicia proiraní Hezbolá, al considerar que fueron responsables del atentado contra la sede de la mutual judía AMIA, ocurrido en 1994, y que provocó la muerte de 85 personas.

La Cancillería argentina sostuvo en un comunicado que el Gobierno "lamenta que, en lugar de hacer efectiva la cooperación judicial solicitada a través de un número importante de exhortos judiciales, la República Islámica de Irán haya preferido acciones que no se condicen con la cooperación para el esclarecimiento de un hecho de enorme gravedad contra la sociedad argentina".

El Ministerio de Relaciones Exteriores recordó que tras el pedido de captura solicitado por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral el pasado 22 de enero se llevó a cabo un encuentro en la sede central de Interpol, en Francia, entre la delegación argentina y la delegación iraní a fin de dar a conocer al Secretario General de esa organización sus respectivas posiciones sobre la situación.

Luego de esa reunión, el Secretario General de Interpol sugirió al Comité Ejecutivo solicitar la captura internacional "difusión roja" de seis de los nueve implicados excluyendo al ex presidente de Irán, su ex Canciller y al ex Embajador de Irán en Buenos Aires al momento del atentado.