2 de agosto de 2007

Argentina.- El jefe de los ministros ratifica el fin de la doble indemnización cuando el paro descienda del 10%

BUENOS AIRES, 2 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, ratificó hoy que cuando la tasa de desocupación sea menor del 10 por ciento se eliminará la doble indemnización que se había impuesto en el año 2002 durante el peor momento de la crisis económica y social.

El gobierno del entonces presidente provisional Eduardo Duhalde, estableció, con el objetivo de evitar un masivo aumento de la desocupación, que los trabajadores que fueran despedidos cobrarían el doble de indemnización previsto por la ley.

"Cuando la desocupación es menos de dos dígitos o se convierte en un dígito, la doble indemnización ya no circula, no tiene efectividad", había adelantado en la noche del miércoles en México el presidente Néstor Kirchner al hablar ante empresarios.

Esta mañana, el jefe de gabinete recordó que "ya existe una norma que expresamente habla de que cuando la desocupación es de sólo un dígito entonces en ese caso la doble indemnización desaparecerá".

"Entonces tenemos que garantizarnos que sea de un solo dígito en cualquier hipótesis de estimación", indicó Fernández en declaraciones a Radio América en referencia a un artículo del decreto 823/04, que establece que "cuando la tasa de desocupación resulte inferior al 10 por ciento quedará sin efecto de pleno derecho" ese beneficio.

"Hay que ver si se contabilizan los planes sociales y que contabilizándolos o no sea también de un solo dígito", agregó el jefe de los ministros. En las mediciones oficiales, las personas que reciben subsidios o cobran planes sociales son considerados ocupados porque a cambio realizan alguna prestación.

"En la próxima medición ya debemos estar", en una medición de parados por debajo de un 10 por ciento, agregó Fernández. El decreto que estableció la doble indemnización, fijaba una escala por la que posteriormente fue reducida a 80 por ciento y más tarde a 50 por ciento. Sólo se aplicaba a casos de empleados contratados antes de diciembre de 2001.