30 de agosto de 2007

Argentina.-El juez del caso Skanska estudia dejar el Poder Judicial para ocupar un cargo en ayuntamiento de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 30 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El juez federal Guillermo Montenegro, a cargo del caso Skanska, por el que se investiga el supuesto pago de sobornos para ampliar una red de gasoductos, admitió hoy que podría abandonar el Poder Judicial para ocupar un puesto como funcionario en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Montenegro admitió que el empresario y alcalde electo de Buenos Aires, Mauricio Macri, le ofreció ser el ministro de Seguridad cuando asuma el próximo 10 de diciembre y aseguró que actualmente está analizando la propuesta.

"Existió una reunión en la que me ofrecieron ser ministro de

Seguridad porteño y lo estoy pensando", dijo el juez en declaraciones a Radio 10. Añadió que se tomará su "tiempo" para analizar el ofrecimiento porque "es una decisión demasiado importante".

Montenegro dijo que el ofrecimiento le llegó por vía de la vicealcalde de Buenos Aires, Gabriela Michetti, compañera de fórmula de Macri, con quien tiene una amistad de más de 15 años. El juez era fiscal antes de ser nombrado juez por el presidente Néstor Kirchner.

Montenegro está a cargo de una de las causas más comprometidas para el Gobierno de Kirchner, en la que se investiga el supuesto pago millonario de sobornos por parte de la empresa sueca Skanska a funcionarios para que le adjudicaran las obras de ampliación de gasoductos en la provincia de Córdoba.

El fiscal que interviene en el caso, Guillermo Stornelli, también podría abandonar la función pública, ya que el vicepresidente Daniel Scioli, candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires, también le ofreció ser su ministro de Seguridad.