9 de enero de 2007

Argentina.- El juez cree prioritario la extraditación de Almirón y apunta la posibilidad de citar a Martínez de Perón

BUENOS AIRES, 9 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El juez federal argentino Norberto Oyarbide afirmó hoy que su prioridad es lograr la extradición del ex subcomisario Roberto Almirón, actualmente detenido en España, acusado de ser uno de los jefes de la Triple A, organización parapolicial que en los años 70 se dedicó a perseguir y asesinar militantes peronistas de izquierda.

Además, el juez apunto la posibilidad "muy latente" de que convoque a declarar a la ex presidenta del país María Estela Martínez de Perón en la causa en la que se investigan los delitos cometidos por la Triple A y que coinciden en parte con el período en que fue presidenta de la República.

Oyarbide dijo que trabaja contra reloj para terminar de redactar el pedido de extradición de Almirón, actualmente preso en España, después de que hubiera sido encontrado por una investigación periodística de un periódico español en una localidad cercana a Valencia.

El juez ordenó ayer el arresto domiciliario de otro de los jefes de la Triple A, el comisario mayor retirado Juan Ramón Morales, que fue encontrado en su domicilio del barrio del Palermo por una investigación del diario 'Perfil', publicada el domingo pasado.

El magistrado destacó la tarea de las periodistas que permitió dar con el paradero de Morales, al recordar que tenía un pedido de captura vigente desde el ño 1984, en la que está acusado de varios homicidios.

Morales fue arrestado en la tarde del domingo por efectivos de la Policía Federal y después de pasar la noche en un calabozo, el lunes fue llevado ante el magistrado, pero se negó a declarar sobre los delitos de los que está acusado.

Después de la negativa a declarar, sin que esto signifique un perjuicio en su contra, el juez le concedió el beneficio del arresto domiciliario debido a su edad, ya que tiene 88 años. Oyarbide consideró que los delitos cometidos por la Triple A son imprescriptibles.