25 de octubre de 2006

Argentina.- El juez descarta un complot en los incidentes durante el traslado de los restos de Perón

BUENOS AIRES, 25 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El juez de Garantías de la ciudad de La Plata, César Melazo, a cargo de la causa por los incidentes ocurridos el 17 de octubre pasado durante el traslado de los restos del ex presidente Juan Domingo Perón, negó que los enfrentamientos hayan sido parte de un "complot" para perjudicar al Gobierno de Néstor Kirchner.

"Hasta el momento no hay ningún elemento que permita presumir un complot", dijo Melazo en declaraciones a Radio Del Plata y añadió que percibe una "voluntad real de investigar de parte de los funcionarios de seguridad tanto nacionales como provinciales".

El juez explicó que el sindicalista detenido después de haber sido filmado mientras disparaba contra los manifestantes, identificado como Emilio Quiroz, "no manifestó en su primera indagatoria que haya recibido instrucciones de alguien", para provocar los incidentes entre militantes de los gremios de la construcción y de camioneros.

El juez desestimó así los dichos del ministro del Interior, Aníbal Fernández, quien aseguró que los incidentes habían sido provocados para perjudicar al presidente Kirchner, quien a último momento desistió de asistir al acto que se realizó en la quinta de San Vicente, donde fueron sepultados los restos de Perón.

"Todos los detenidos están en grado de apelación y con pedidos de hábeas corpus; y si la fiscal considera que no quiere pedir la presión preventiva de las personas detenidas, puede decretar su libertad", explicó el juez de Garantías.

En tanto, la senadora Hilda González de Duhalde le reclamó al ministro Fernández, que presente formalmente ante la Justicia los elementos que dice tener para probar que los incidentes fueron provocados para perjudicar al Gobierno.

"Si hace esa aseveración tiene que mostrar los elementos de prueba que tiene, presentarlos ante la Justicia y ante la opinión pública, es su deber hacerlo", afirmó la senadora, esposa del ex presidente Eduardo Duhalde, en declaraciones radiales.

La senador atribuyó los hechos a "un enfrentamiento entre dos barras bravas de dos sindicatos que peleaban por ocupar un espacio importante en el palco", que se instaló en la quinta de San Vicente, donde se construyó un mausoleo para guardar los restos de Perón.