16 de marzo de 2007

Argentina.- Kirchner admite que el sistema aéreo está "quebrado" tras retirar el control de los vuelos a la Fuerza Aérea

BUENOS AIRES, 16 Mar. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, admitió hoy que "la estructura aérea está quebrada", horas después de haber ordenado el traspaso del control de los vuelos a un nuevo organismo civil en lugar de la Fuerza Aérea Argentina, que hasta ahora se había encargado de estas tareas.

La ministra de Defensa, Nilda Garré, y el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunciaron anoche en rueda de prensa que Kirchner había ordenado el traspaso del control aéreo a un nuevo organismo que dependerá del Ministerio de Planificación.

La decisión del traspaso se produjo después de varias denuncias de pilotos y controladores aéreos sobre la falta de condiciones de seguridad en los vuelos que parten y aterrizan en el aeropuerto de Ezeiza (destinos internacionales) y de la ciudad de Buenos Aires (destinos locales) debido al deficiente funcionamiento del sistema de radares.

Durante un acto en la ciudad de Puerto Madryn, en la provincia de Chubut, el mandatario reconoció hoy la crisis del sector al señalar que, no obstante, el Gobierno está "avanzando en el proceso para recuperar la quebrada estructura aérea argentina".

Kirchner dijo además que se había acordado la compra de 15 radares rusos y anunció que hoy mismo ordenó a la ministra Garré y a De Vido que se alquilen dos radares más, "para que no queden dudas y para que los argentinos estén seguros".

En este sentido, se refirió a la crisis en el sistema aéreo después de haber criticado la política económica de los años noventa y tras renovar su andanada contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) por sus programas económicos. "No queremos que crezcan unos pocos como pasó en los noventa", señaló Kirchner.

"Los mismos que fundieron y quebraron el país nos piden que solucionemos en cuatro años lo que ellos destruyeron en los cincuenta. Estamos haciendo todo lo que podemos. Fueron quebrando la economía nacional y condenando (a la Patagonia) al olvido", agregó.