5 de enero de 2006

Argentina.- Kirchner no nombrará a los dos candidatos que faltan en la Corte Suprema

BUENOS AIRES, 5 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El presidente argentino, Néstor Kirchner, tiene decidido no cubrir por ahora las dos vacantes en la Corte Suprema de Justicia, el máximo tribunal del país, aunque no prevé reducir el número de sus integrantes, informó hoy la prensa local.

En la Corte hay dos puestos por cubrir: se trata de los cargos de los jueces Antonio Boggiano, que fue destituido por la Cámara de Senadores, y de Augusto Belluscio, que renunció el año pasado después de haber accedido a la Corte en 1983, con el retorno de la democracia.

Kirchner impulsó una amplia reforma de la Corte cuando llegó a la presidencia el 25 de mayo de 2003, ya que el máximo tribunal se hallaba sumamente desprestigiado e identificado con el ex presidente peronista Carlos Menem (1989-1999).

Desde entonces se fueron cinco de los nueve miembros de la Corte: renunciaron Julio Nazareno, Guillermo López y Adolfo Vázquez, mientras que el Senado destituyó a Eduardo Moliné O'Connor y a Boggiano.

Kirchner nombró a cuatro jueces, Helena Highton de Nolasco, Carmen Argibay, Ricardo Lorenzetti y Raúl Eugenio Zaffaroni. A ellos se suman Juan Carlos Maqueda, nombrado por Eduardo Duhalde en su presidencia transitoria, y Enrique Petracchi y Carlos Fayt, designados por el radical Raúl Alfonsín en 1983.

Según informa hoy el diario 'La Nacion', la decisión del Gobierno es no realizar nuevos nombramientos para no ser acusado por la oposición política de haber creado una Corte a su medida, tal como lo hizo Menem.

"Al menos por este año no se designará a nadie en la Corte. Puede ser, incluso, que no se designe a nadie en todo el mandato, lo cual no significa que se vaya a impulsar la reducción de la Corte: los nombramientos sólo están suspendidos por tiempo indeterminado", dijo un funcionario del Gobierno, que el diario no identifica.

El Gobierno fue acusado por todo el arco opositor de impulsar una reforma del Consejo de la Magistratura, el organismo que elige a los candidatos a jueces y juzga las conductas de los que están en actividad, que le daría mayor poder al oficialismo.

Los candidatos a jueces de la Corte no son elegidos por el Consejo, los designa el Ejecutivo, pero su nominación debe ser aprobada por la Cámara de Senadores.