20 de febrero de 2020

Argentina.- Miles de personas se reúnen frente al Congreso de Argentina para pedir la legalización del aborto

Argentina.- Miles de personas se reúnen frente al Congreso de Argentina para pedir la legalización del aborto
Argentina.- Miles de personas se reúnen frente al Congreso de Argentina para ped - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas han marchado este miércoles por las calles de Buenos Aires hasta llegar a las puertas del Congreso de Argentina para pedir la legalización del aborto, después de que el Senado tumbara dicha iniciativa en agosto de 2018 y de que los colectivos a favor de la interrupción voluntaria del embarazo presentaran por octava vez en mayo de 2019 su propio proyecto.

En esta ocasión, a los reclamos de la 'marea verde' se le une el proyecto de ley que presentará el Gobierno de Alberto Fernández, aunque desde ciertos sectores se especula con la posibilidad de que la iniciativa gubernamental pueda presentar ciertos escollos al derecho al aborto, como la objeción de conciencia de las clínicas privadas y sus profesionales, así como las trabas que podrían poner algunas consejerías de sanidad del país.

"Nos parece bien que el Ejecutivo presente un proyecto, pero ellos hablan de salud pública y nosotras hablamos del derecho de las mujeres. No penalizamos a las mujeres sino a quienes obstaculizan el acceso. Nuestro proyecto no habla de objeción de conciencia y jamás aceptaremos la objeción de conciencia institucional. El acceso debe ser en centros públicos y privados", ha indicado Nina Brugo, una de las fundadoras de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito.

La masiva movilización ha estado compuesta por miles de personas que acudieron a ella a título personal y por agrupaciones de toda índole, desde grupos feministas, pasando por sindicatos médicos, docentes y estudiantiles, así como políticas de algunas formaciones, según ha contado el diario argentino 'Clarín'.

"Educación sexual para decidir", "Anticonceptivos para no abortar" o "Aborto legal para no morir" han sido algunas de las consignas que más se han escuchado este miércoles, no sólo a las puertas del Congreso, sino también en otras ciudades argentinas.

"El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo es el resultado del consenso de cientos de organizaciones feministas junto a organizaciones políticas, sociales, sindicales, artísticas, académicas y de Derechos Humanos", ha contado la organización detrás de estas movilizaciones.

En ese sentido, han explicado que el proyecto "garantiza el derecho a la salud" de mujeres y niñas en toda Argentina y que en caso de no ser aprobado "perpetuará la discriminación territorial por condición de clase, etnia e identidad de género de más de la mitad de la población".

"Pensamos la educación con perspectiva de género como práctica democrática liberadora", ha defendido esta plataforma en cuyo proyecto de ley se recoge la "capacidad de gestar de manera voluntaria hasta la semana catorce de gestación", aunque con excepciones a partir de esta fecha, si existe "riesgo a la vida, a la salud o violación".

La asociación por un Aborto Libre y Gratuito ha señalado además que la información sobre el aborto "debe ser precisa, laica, actualizada y científica".

En la 'marcha verde' también han participado algunas dirigentes de formaciones políticas de izquierda, como Vanina Biasi, del Partido Obrero, quien ha defendido que el aborto legal sea accesible a todo el sistema de salud, tanto público como privado, así como en las obras sociales, pues, ha recordado, hay seis millones de trabajadoras que tienen que recurrir a este tipo de servicios.

"Solamente los hospitales no alcanzan. Que no se garantice en todo el sistema de salud es una petición de la Iglesia, que sigue diciendo que las mujeres embarazadas no son dueñas de sus cuerpos", ha denunciado Biasi.

EL PROYECTO DEL GOBIERNO

Durante su reciente gira por Europa, Fernández confirmó en París, que su Gobierno presentaría un proyecto de ley en el Congreso de los Diputados para poner fin a la penalización del aborto y permitir que cualquier interrupción del embarazo pueda llevarse a cabo en los centros de salud públicos.

"El problema de Argentina es que todo aborto es clandestino. Yo no vivo en paz con mi conciencia sabiendo que una mujer, que tal vez necesite practicar un aborto, no tiene las condiciones económicas necesarias para pagar ese tratamiento y termine en manos de un curandero, que la acaba lastimando y a veces matando", dijo Fernández.

El proyecto, según fuentes del Gobierno, será elaborado de manera conjunta por los ministerios de Salud, el de Mujeres, Géneros y Diversidad y el de Desarrollo Social.

Desde las asociaciones feministas y otras agrupaciones a favor del aborto se ha criticado que el proyecto del Gobierno recoja la posibilidad de que los centros de salud privados y sus profesionales puedan justificar su negativa a practicar interrupciones del embarazo alegando objeción de conciencia.