18 de enero de 2008

Argentina.- A. Nacional convoca a las partes para discutir la petición de nulidad del proceso por parte de la defensa

El abogado del represor argentino tilda a Garzón de "extensión ideológica de la acusación" y éste pide que se le juzgue en España

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional celebrará el próximo día 28 una vista en la que las partes implicadas en el proceso contra el represor argentino Ricardo Cavallo realizarán sus alegaciones sobre una serie de cuestiones previas planteadas por la defensa del imputado. Así, los abogados de una y otra parte discutirán, entre otras cosas, sobre la petición de nulidad del proceso solicitada por el representante del ex dirigente argentino durante la dictadura militar de ese país (1976-1983), informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El abogado de Cavallo, Fernando Pamos de la Hoz, alega a la hora de solicitar la nulidad del proceso que se ha vulnerado del derecho de su cliente a un juez imparcial. Según el escrito remitido a la Sala de lo Penal, al que ha tenido acceso Europa Press, el letrado considera que el juez de la Audiencia Nacional encargado de la instrucción del caso, Baltasar Garzón, "es una extensión ideológica de las acusaciones personadas en esta causa".

Precisamente ayer, Garzón realizó unas manifestaciones públicas sobre este caso a lo largo durante un almuerzo en el que presentó un libro titulado 'El alma de los verdugos' del que es coautor junto al periodista Vicente Romero en el que se abordan los crímenes contra los derechos humanos realizados durante la dictadura militar argentina.

El juez manifestó su deseo de que Cavallo sea juzgado en España aunque mostró sus respeto ante la decisión de los tribunales. "Creo que se le debe juzgar aquí debido a que la instrucción está muy avanzada en España y sólo faltaría comenzar con el juicio oral en su contra, a pesar de ello respetaré cualquier decisión que tome la Sala de lo Penal".

Las acusaciones --que cuentan con el apoyo de la Fiscalía-- ya han solicitado a la Sala de lo Penal la apertura del juicio oral alegando que lo relativo a la extradición de Cavallo era independiente a la apertura del proceso oral. No obstante, el tribunal contestó a esta petición argumentando que no hay lugar a ella ya que antes es preciso esperar a que se solucione lo referente a la petición de extradición.

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD.

Cavallo está acusado de formar parte del grupo de personas que durante la dictadura militar cometieron diversos delitos de lesa humanidad en el ámbito de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), donde se produjo la privación de libertad de numerosas personas y su sometimiento a condiciones inhumanas de vida, con torturas psíquicas y físicas.

El ex dirigente argentino podría ser juzgado en España por estos después de que el pasado 17 de julio el Tribunal Supremo reconociese la legitimidad de la Audiencia Nacional para juzgar este caso al rechazar la cesión de jurisdicción en favor de Argentina que acordó la propia Audiencia Nacional.

En una sentencia de 14 páginas, el Supremo estimó los recursos presentados por la Fiscalía y las numerosas acusaciones personadas en la causa contra el auto de la Audiencia Nacional que estimó el artículo de previo pronunciamiento presentado por la defensa de Cavallo con la intención de ser juzgado en Argentina. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedía para el presunto represor entre 13.000 y 17.000 años de cárcel.

Cavallo se encuentra en prisión desde el 1 de febrero a la espera de que se decida el contencioso acerca de su petición de extradición. Ingresó en la cárcel el 1 de febrero del año pasado por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ante el que compareció de manera voluntaria un día después de que la Sección Tercera de la Sala de lo Penal le dejase en libertad.

Ricardo Cavallo fue extraditado a España, desde México, en junio de 2003, a petición del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que le investigaba por genocidio y torturas. Pero, a petición de la defensa del propio procesado, la Audiencia Nacional concedió la remisión de la causa a las autoridades jurisdiccionales penales de Argentina, quienes presentaron solicitud formal de extradición.