21 de agosto de 2013

Argentina.- El nuevo jefe de prisiones fue acusado de permitir torturas en las cárceles en su anterior mandato

BUENOS AIRES, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El nuevo jefe del Servicio Penitenciario Federal (SPF), Alejandro Marambio, fue acusado durante su anterior período al frente de la institución, entre 2007 y 2011, de mirar hacia otro lado en las denuncias de torturas en las prisiones.

Marambio dejó el cargo en 2011 ante las denuncias de organizaciones de Derechos Humanos y de la Procuraduría Penitenciaria por la falta de controles en el trato por parte de funcionarios a los presos, que según las denuncias de la época, llegaron a sufrir torturas. Fue trasladado a España en representación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para formar parte del Consejo Iberoamericano de Ministros de Justicia (Comjib).

El ministro de Justicia, Julio Alak, defendió el martes su nombramiento. "Logró que Argentina sea el único entre todos los países latinoamericanos que no tiene superpoblación carcelaria", aseguró, según el diario 'La Nación'.

Ante la polémica surgida por el nombramiento, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel ha instado al Gobierno a "revisar los antecedentes y la hoja de servicio" de los funcionarios que decide nombrar al frente de instituciones.

Pérez Esquivel ha comparado este miércoles en Radio Continental el nombramiento de Marambio con el del jefe del Ejército, César Milani, acusado de participar en diferentes operaciones contra los guerrilleros opositores durante la dictadura. Por el momento, el Ejecutivo ha paralizado su confirmación en el Senado.