10 de febrero de 2015

El oficialismo advierte de que los jueces que vayan a la manifestación por Nisman podrían ser recusados

BUENOS AIRES, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El diputado oficialista Jorge Landau ha advertido este martes de que los jueces que vayan a la manifestación que se celebrará el próximo 18 de febrero para conmemorar el primer mes de la muerte del fiscal Alberto Nisman podrían ser recusados.

   "Todos los ciudadanos tienen derecho a manifestarse, especialmente los políticos y sus partidos, pero cuando uno es un funcionario del Poder Judicial debe tomar prevenciones, ya que integra uno de los tres poderes de la nación y eso implica determinadas responsabilidades", ha escrito Landau en Facebook.

   "Me pregunto si los jueces que participen de la marcha habrán meditado respecto a la actitud que tomarán cuando sean recusados por intervenir en cuestiones políticas llevadas a su consideración por los mismos dirigentes opositores que son habituales litigantes ante sus estrados", ha cuestionado.

   Así, Landau, diputado del Partido Justicialista, ha urgido a los jueces a pensar "lo que significa la independencia del Poder Judicial", indicando que "con esas acciones partidizan su actividad judicial".

Relacionadas

MUERTE DE NISMAN

   El cadáver de Nisman fue encontrado alrededor de las 22.00 (hora local) del 18 de enero en su casa, ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en Buenos Aires. El fiscal del caso AMIA estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.

   Aunque en un principio se barajó la hipótesis del suicidio, ahora tanto la familia como los investigadores lo han descartado. El Gobierno, por su parte, apunta a un complot de la Secretaría de Inteligencia para derrocar al 'kirchnerismo'.

   La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, de encubrir a los iraníes sospechosos del atentado.

   El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.

   A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.