19 de enero de 2007

Argentina.- Organismos de DDHH y partidos de izquierda se manifiestan por la libertad del testigo judicial desaparecido

BUENOS AIRES, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Organismos de Derechos Humanos y partidos de izquierdas de Argentina marcharon hoy por las calles de Buenos Aires para reclamar la aparición con vida del testigo judicial, Jorge Julio López, desaparecido hace cuatro meses y cuyo testimonio permitió detener a un represor de la dictadura militar.

En la marcha, que comenzó este jueves a las 18:15 horas desde el Congreso y concluyó en la Plaza de Mayo, participaron el 'Polo Obrero', la 'Corriente Clasista y Combativa', 'Hijos y Asociación de Detenidos Desaparecidos', entre otras organizaciones.

López, un albañil de 77 años de edad, fue uno de los principales testigos del juicio en el que el ex subjefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, Miguel Etchecolatz, fue condenado a cadena perpetua por secuestros y torturas durante el régimen de facto (1976-1983).

El testigo explicó en el juicio contra Etchecolatz, su secuestro y tortura en 1976 por este, quien entonces ocupaba el cargo de jefe de la policía de una comisaría de La Plata, una ciudad a 50 kilómetros al sur de la capital argentina. Justo un día antes de que se conociera la sentencia contra Etchecolatz, el 18 de septiembre, López desapareció.

"A cuatro meses no hay ningún dato serio... Creemos que solamente con estas movilizaciones vamos a poder encontrar a Julio López y a terminar con la impunidad", dijo la abogada del testigo desaparecido, Miriam Bregman, al canal de televisión 'Todo Noticias' (TN).

Cientos de personas se unieron a la marcha que recorrió la distancia entre el Congreso Nacional de la Plaza de Mayo, frente a la casa presidencial.

"Exigimos al Gobierno la aparición con vida ya de Julio López", rezaba la pancarta que encabezó la movilización, de la que participaron la organización H.I.J.O.S. --que reúne a hijos de desaparecidos--, la Federación Universitaria de La Plata, la Federación Universitaria de Buenos Aires y los grupos de trabajadores y desocupados Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).

Los grupos de derechos humanos creen que López fue secuestrado por ex miembros del aparato represivo para atemorizar a los testigos de los juicios contra ex militares y policías que comenzarán en los próximos meses.

Tras la desaparición de López, varios jueces y fiscales fueron amenazados por sus investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Sin embargo, el Gobierno de Néstor Kirchner interpretó la desaparición de López como una advertencia contra la política oficial de derechos humanos.

Pese a la intensa campaña de búsqueda --que incluye una recompensa de más de 60.000 dólares y avisos en radio y televisión-- la policía no ha podido dar con el paradero de López.

Según cifras oficiales, unas 13.000 personas detenidas durante la dictadura continúan "desaparecidas", aunque los organismos defensores de derechos humanos aseguran que la cifra real asciende a 30.000 detenidos durante aquella época.