2 de diciembre de 2010

El periodista Majul asegura que el Gobierno quiere sacar provecho de la muerte de Néstor Kirchner

Afirma que en Argentina "todo sigue girando en torno a Kirchner"

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El periodista argentino Luis Majul aseguró que personas cercanas al actual Gobierno pretenden sacar provecho a la muerte del ex mandatario Néstor Kirchner para impulsar la candidatura de su esposa, la presidenta Cristina Fernández, para los comicios de octubre 2011, en los que el 'kirchnerismo' buscará mantenerse en el poder cuatro años más.

En declaraciones a Europa Press, Majul aseguró que desde la muerte de Kirchner, el Gobierno ha estado "sacando provecho a esta situación" de cara a los comicios de octubre del próximo año, "al igual que la oposición que está confundida y no sabe como usar esto a su favor".

El gobernante Partido Justicialista --explicó-- está "prolongando su duelo" y la "maquinaria peronista" que está con el 'kirchnerismo' "está empujando" a Fernández "para que se vuelva a lanzar" a la Presidencia.

Como ejemplo de la efectividad de esta "campaña", Majul mencionó que las últimas encuestas dan a Fernández la victoria en la primera vuelta con más del 40 por ciento de los votos, cuando falta un año para las elecciones.

"Ellos quieren que esa foto que tenemos hoy se convierta en una película, pero esta situación, este 'momento de gracia', es muy volátil y tendríamos que esperar hasta marzo o abril del próximo año para ver los verdaderos resultados", enfatizó.

Una eventual reelección de Fernández vendría dada no solamente por la prolongación del duelo y la memoria de su esposo, sino también "porque la oposición no tiene un líder, no tiene fuerza y nunca han presentado una propuesta porque giraban alrededor del rechazo que despertaba Kirchner".

EL PODER DE KIRCHNER

Majul se encuentra en España promocionando su libro 'El Dueño', en el que revela el lado "más vengativo" de Néstor Kirchner, así como los casos de corrupción y la "concentración de poder" que encendieron fuertes escándalos en torno a su Gobierno.

'El Dueño', que en 2009 fue el "Libro del año" en Argentina, es una "radiografía" que también vincula a la actual mandataria, por formar parte de la "monarquía democrática" que se ha instaurado en esa nación sudamericana desde que 'los Kirchner' asumieron el poder en 2003.

Majul afirmó que, a pesar de renunciar a su candidatura y entregar el mandato a su mujer en 2007, "todo sigue girando en torno" a Kirchner, quien logró "acumular mucho poder" y "utilizó hasta el último elemento del Estado", desde la recaudación de impuestos hasta los servicios de Inteligencia, "para investigas y atacar" a sus opositores.

El periodista conoció a Kirchner en 2000 cuando comenzaron "una buena relación". Pero en 2005, tres años después de asumir el poder, el ex mandatario "decidió no dar más información y comenzó a rechazarnos, a evadirnos, eso me planteó un desafío porque pensaba que todo formaba parte de un esfuerzo para ocultar algo", acotó.

Precisamente, aquellas "cosas que ocultaba" eran los famosos casos de corrupción que Majul investigó hasta concluir que Kirchner había instaurado en Argentina una especie de "sistema mafioso en el que se manipulaban las cuentas del Estado y se trataba de silenciar a quienes se le oponían", hasta ocultar unos 20.000 millones de euros de los presupuestos nacionales.

Una de las principales críticas de Majul es el "ataque" que mantenía el ex mandatario de izquierdas contra algunos medios de comunicación que denunciaron las irregularidades de su Gobierno. "Ejercía el poder de manera autoritaria, caprichosa y prepotente", subrayó.

Pero el periodista argentino también destaca las "cosas buenas" que hizo Kirchner en favor de la democracia en ese país, gobernado durante décadas por militares. "La restitución presidencial, los cambios en la Corte Suprema de Justicia y el crecimiento de la economía, son algunas de las decisiones positivas que se deben resaltar", sostuvo.

También destaca el juicio a decenas de represores y dictadores de los regimenes militares por delitos de lesa humanidad, así como el reconocimiento de las víctimas de estos actos.