29 de julio de 2015

Argentina pregunta por la causa AMIA en el acuerdo nuclear con Irán

Argentina pregunta por la causa AMIA en el acuerdo nuclear con Irán
REUTERS

   BUENOS AIRES, 29 Jul. (Notimérica) -

   El acuerdo nuclear firmado el pasado 15 de julio por Irán, Estados Unidos, China, Reino Unido, Francia, Rusia, y Alemania, ha provocado la reacción de Argentina que ha pedido explicaciones tanto a Estados Unidos como a la Unión Europea (UE) por las implicaciones que dicho acuerdo tendrá para la causa 'Amia', referida al atentado contra el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires, cometido en julio de 1994, y que se saldó con 85 muertos y 300 heridos.

   En sendas cartas remitidas este miércoles, 29 de julio, al Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, y a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, el Canciller argentino, Héctor Timerman, les pide que le informen si, en virtud de ese acuerdo, los firmantes se han comprometido a eliminar de su lista de sanciones al ex ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi.

   Al respecto, Timerman recuerda que Vahidi es buscado por Interpol, a requerimiento de la Justicia de la república Argentina, en el marco de la causa que se investiga el atentado de la sede mutual de la Asociación Mutual Israelita Argentina ocurrido el 18 de julio de 1994.

   El canciller argentino recuerda en sus misivas los encuentros bilaterales que su Gobierno mantuvo, tanto con el Secretario de Estado de los Estados Unidos y con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, para solicitar que la cuestión del atentado de la AMIA fuese incluida en las negociaciones del acuerdo nuclear con Irán.

   En las cartas, Timerman destaca el impacto y la sensibilidad que tiene cualquier hecho o acto relacionado con el atentado a la AMIA en el pueblo y gobierno argentinos, y pide por ello que le informen de si, como consecuencia de las condiciones, alcances y efectos pactados en el acuerdo nuclear con Irán quedarían involucrados individuos o acciones vinculados al atentado a la AMIA.

   NISMAN SEÑALÓ A TIMERMAN COMO ENCUBRIDOR.

   Las cartas enviadas por Timerman y su interés por saber si en el acuerdo nuclear se ha pactado algo relativo al ex ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi, contrastan con las acusaciones del fallecido fiscal Alberto Nisman, quien señaló al Canciller y a la presidenta argentina, Cristina Fernández, como autores y cómplices de encubrimiento agravado de los sospechosos iraníes.

   Nisman fue encontrado muerto en enero de este año, precisamente la víspera de que acudiera al Congreso de Argentina para dar más información sobre la denuncia que había presentado contra la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el canciller Héctor Timerman, dentro del caso AMIA, considerado el peor acto terrorista de la historia de Argentina.

   Nisman había logrado reunir suficientes pruebas para solicitar a la Interpol la captura de cinco ciudadanos iraníes: el exministro de Seguridad Alí Fallhijan; el excomandante y actual miembro de un consejo que asesora al líder supremo Alí Jamenei, Mohsen Rezai; el exjefe de la Guardia Revolucionaria y el ex ministro de Defensa, Ahamad Vahidi; el ex agregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires, Mohsen Rabbani y el ex tercer secretario de esa sede diplomática, Ahmad Reza Ashgari.

   GIRO EN LAS RELACIONES.

   El que fuera presidente de Argentina, el fallecido Néstor Kirchner, denunció a Irán ante la ONU por su falta de cooperación en la investigación, ya que durante años el país se negó a colaborar argumentando que no tenía nada que ver con el caso.

   En 2009, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner repitió la denuncia de su esposo y exigió al Gobierno de Irán que extraditara a los iraníes que habían sido solicitados.

   Pero tras la muerte Néstor Kirchner, en octubre de 2010, las relaciones comerciales entre Irán y Argentina comenzaron a resurgir. El Gobierno de Fernández de Kirchner negoció durante dos años la firma de un memorándum de entendimiento para lograr el avance de la causa, pero todas las negociaciones se dieron a espaldas de Nisman, el hombre que debía interrogar a los sospechosos iraníes.

   A medida que trascendía información del polémico memorándum, Nisman se fue alejando de la presidenta, hasta el punto de que mientras el Gobierno defendía su política hacia Teherán, presentó un dictamen en mayo de 2013 en el que acusó a Irán de infiltrarse en países de América Latina para fomentar actos terroristas.

   En enero pasado, a dos años de la firma del memorándum entre Argentina e Irán, el fiscal afirmó que la presidenta y el canciller argentinos acordaron "la impunidad de Irán" antes de la firma del tratado de cooperación con el país asiático para avanzar en el esclarecimiento del atentado contra la AMIA.

   En un escrito de 300 páginas, Nisman señalaba a Fernández de Kirchner y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, como autores y cómplices de encubrimiento agravado de los sospechosos iraníes, así como de otros delitos conexos, como obstrucción e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

    Carta a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad UE

    Carta al Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry