22 de julio de 2008

Argentina.-La presidenta Fernández dice que el Estado intervino para salvar a Aerolíneas Argentinas de la desaparición

BUENOS AIRES, 22 Jul. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La presidenta argentina, Cristina Fernández, dijo ayer que el Estado argentino decidió la reestatización de Aerolíneas Argentinas para "poder garantizar la subsistencia de nuestra aerolínea de bandera", luego de que esta mañana el grupo español de turismo Marsans acordó vender las acciones al gobierno argentino.

"Me hubiera gustado que quienes adquirieron la empresa hubieran podido llevar adelante una operación exitosa", declaró la mandataria al hablar esta noche durante un acto en el salón Blanco de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, para anunciar la renacionalización de la empresa privatizada en 1990.

La presidenta comentó además que con el acta acuerdo firmado esta mañana entre el ministro argentino de Planificación Federal, Julio de Vido, y los empresarios Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, principales accionistas de Interinvest, la controlante de Aerolíneas Argentinas y Austral, se constituye una comisión que durante 60 días establecerá el verdadero valor de la empresa.

DEUDA DE LA EMPRESA

"Hoy Aerolineas Argentinas es una empresa que está en concurso, el paso previo a la quiebra, con una deuda de 890 milones de dólares, de los cuales 260 son exigibles", en lo inmediato.

La presidenta dijo que en breve se enviará un proyecto de ley al Congreso para respaldar la decisión de compra de la empresa, que había sido vendida en 1990 por el presidente peronista Carlos Menem a un consorcio encabezado por la española Iberia.

El consorcio Marsans se hizo cargo de la compañía en 2001, cuando se la entregó el estado español, que previamente se hizo cargo de las deudas que había acumulado la empresa durante la gestión de Iberia, asociada con otras compañías.

SALIDA DE LA CRISIS

Fernández dijo asimismo que cuando la empresa haya salido de la crisis podría volver a convocarse al capital privado, mediante licitación, para poder incorporarse nuevamente en la empresa, que controla el mercado doméstico, junto con Austral.

La mandataria hizo un llamamiento a los trabajadores, al señalar que se trata de una empresa de servicios, por lo que es necesario recuperar a los clientes quese fueran. "Que los vuelos lleguen y salgan a horario", reseñó la presidenta argentina.

El ministro De Vido dijo por su parte que cuando Aerolíneas Argentinas fue privatizada tenía 28 destinos internacionales y 29 aviones propios, tres simuladores de vuelo, y niveles de puntualidad que la ubicaban "entre las más competitivas del mundo". Dijo que "eso hoy no existe. Solo en nuestra memoria". Dijo que hoy sólo tiene seis aviones propios, 20 destinos internacionales y ya no cuenta con simuladores de vuelo.

A la ceremonia asistieron gobernadores provinciales, ministros del Ejecutivo, legisladores nacionales, empresarios del sector turístico, y dirigentes sindicales. El vicepresidente, Julio Cobos, no fue invitado a la ceremonia.