15 de octubre de 2006

Argentina.- El presidente Kirchner encabezará el traslado de los restos de Perón al suroeste de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 15 Oct. (EP/AP) -

El presidente Néstor Kirchner habría impuesto condiciones para encabezar el martes el traslado de los restos de Juan Domingo Perón a un nuevo mausoleo al suroeste de la capital, según fuentes cercanas a la familia de Perón.

Kirchner, perteneciente a la izquierda del movimiento que Perón fundó hace 61 años, e inicialmente contrario al traslado, habría exigido que la ceremonia fuera lo más sobria posible y que se eliminara "ciertos rituales cercanos a la necrofilia", informó el domingo el diario Página 12.

El plan inicial de los organizadores del traslado de los restos de Perón, fallecido en 1974 y depositados en una bóveda del cementerio capitalino de la Chacarita, contemplaba un nuevo velatorio de 24 horas en la sede céntrica de la Confederación General de Trabajo (CGT).

Luego el féretro sería trasladado por una multitud que caminaría desde la sede de la central sindical hasta el nuevo mausoleo en San Vicente, a unos 45 kilómetros al suroeste de Buenos Aires, donde numerosos oradores exaltarían a quien fue sin duda el político argentino más relevante del pasado siglo.

Según versión de Página 12, corroborada por portavoces peronistas, Kirchner exigió a los líderes de la CGT que hubiese solamente una detención simbólica del cortejo frente al edificio sindical. También que en el mausoleo hubiese solamente dos oradores: el octogenario Antonio Cafiero, último sobreviviente de los gabinetes ministeriales de Perón y Hugo Moyano, secretario general de la CGT.

Seguramente por presión de Kirchner, no asistirán al acto del 17 de octubre los otros dos ex presidentes peronistas, Carlos Menem y Eduardo Duhalde, enfrentados con el actual mandatario. Sin embargo, Duhalde estará presente en el edificio de la CGT cuando se detenga allí el cortejo de Perón, según el diario.

La ex presidenta Isabel Perón, tercera esposa del ex mandatario, vive en Madrid y se ha desvinculado totalmente de la política argentina, pero brindó consentimiento escrito al traslado de los restos de su marido.

Se informó que unas 4.000 personas fueron invitadas a la ceremonia, entre ellas el presidente venezolano Hugo Chávez, un admirador confeso de Perón, quien sin embargo no viajará a la Argentina.

El nuevo mausoleo, construido con fondos privados a un costo de cuatro millones de pesos (1,28 millones de dólares) tiene una superficie cubierta de 400 metros cuadrados y está construido en la que fue la casa de fin de semana de Perón y de su segunda esposa Evita, de 9.000 metros cuadrados de superficie.