20 de marzo de 2008

Argentina.- El presunto miembro de la Triple A Rodolfo Almirón no está en condiciones de declarar por motivos de salud

BUENOS AIRES, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex agente de la Policía Federal Rodolfo Eduardo Almirón, acusado de ser uno de los jefes de la organización parapolicial Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) que llegó ayer a Argentina, no está en condiciones de declarar ante la Justicia del país, según informó el diario argentino 'La Razón'.

Almirón, extraditado por España y acusado de delitos de lesa humanidad cometidos antes de la última dictadura, fue atendido por los médicos del Cuerpo Médico Forense que lo revisaron a lo largo de la mañana a su llegada a Ezeiza.

El diagnóstico fue confirmado por fuentes judiciales que añadieron que el ex policía quedará detenido en el hospital del penal de Marcos Paz hasta que pueda ser cuestionado.

El juez federal que investiga los crímenes que se le atribuyen a la Triple A y quien había pedido la extradición de Almirón, Norberto Oyarbide, tenía previsto tomarle declaración la semana próxima. Así pues la audiencia queda ahora postergada hasta que los médicos consideren que está en condiciones de compadecer en el tribunal.

Por su parte, la mujer de Almirón, Ana María Gil, intentó en las últimas horas evitar la extradición de su marido y advirtió previamente durante su traslado a Madrid sobre eventuales problemas de salud.

El ex miembro de la Policía está acusado por presunta "asociación ilícita en concurso real con homicidio doblemente agravado en hechos reiterados" por cuatro asesinatos cometidos en 1974, cuando la Triple A tenía fluidos contactos con el Gobierno peronista de entonces.

A su vez, se le culpa de haber participado en los asesinatos del diputado peronista Rodolfo Ortega Peña, del sacerdote Carlos Múgica, del ex subjefe de la policía bonaerense Julio Troxler y del profesor universitario Silvio Frondizi, hermano del ex presidente Arturo Frondizi.