23 de noviembre de 2009

Argentina.- Los primeros análisis en la sede de AMIA descartan que se produjeran escuchas en sus líneas telefónicas

BUENOS AIRES, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juez federal Norberto Oyarbide declaró este lunes que las primeras investigaciones en la sede de la Asociación Mutual Israelí (AMIA) por el caso de las escuchas a familiares de las víctimas del atentado contra esta sede en 1994 no revelan indicios de que se produjeran escuchas telefónicas en sus líneas, al tiempo que aclaró que los estudios no han finalizado.

"Ayer avanzamos sobre la sede (AMIA) para efectuar medidas en el sentido de que pudieran estar los teléfonos intervenidos, pero hasta donde se analizó el resultado es negativo", dijo el magistrado, al tiempo que aclaró que el estudio de estas líneas telefónicas "no está terminado".

El juez explicó de nuevo su decisión de denegar la excarcelación del ex jefe policial acusado de ordenar las escuchas, Jorge Palacios, alias 'Fino', "por el peligro que podría representar su libertad para el éxito de la investigación", debido a los "contactos fluidos con los que cuenta" el ex comisario, cuya situación procesal quedará resuelta esta semana.

En referencia a las últimas informaciones que apuntaban a que el jefe de Gabinete de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, habría sido también víctima de este espionaje, Oyarbide aseguró que el político colaboró abiertamente con la investigación y "facilitó todos sus números, correos electrónicos y demás, por lo que procederé a verificar si existió alguna irregularidad", manifestó el juez.

En otro orden de cosas, el juez aseguró que ha reforzado su seguridad privada debido a una serie de correos electrónicos intimidatorios y detalló, a modo de ejemplo, que el coche en el que viaja "tiene blindadas hasta las ruedas".

Asimismo, Oyarbide indicó que esta decisión no está vinculada "sólo con esta investigación", sino que se trata de tomar precauciones ante "cualquier posibilidad" que pudiera surgir dado que el magistrado también se encuentra al cargo de otros casos de gran relevancia en el país sudamericano.

El escándalo salió a la luz pública el mes pasado después que se destapasen las presuntas escuchas que Palacios habría ordenado sobre familiares de víctimas del atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelí (AMIA) en el que murieron 85 personas.

NUEVAS PRUEBAS

El ex tercer vicepresidente del club de fútbol Boca Juniors, Roberto Digón, aportó este lunes unas fotografía tomadas en el estadio del Boca donde aparece Palacios junto a un policía que podría ser el presunto espía y ex agente federal Ciro James, durante su declaración ante Oyarbide para aclarar la relación que mantenía James con el Club.

En la serie fotográfica se ve con nitidez al ex comisario Palacios observando el operativo que cumplen algunos civiles y a un hombre rubio con chaleco de la Policía Federal al que Digón identificó como James.

"En Boca todo el mundo hablaba de Ciro pero yo no lo conocía", reiteró Digón, quien dijo haberlo identificado en las fotos a través de "amigos que siguen trabajando en el club y que si tuvieron contacto" con el espía ahora detenido.