24 de mayo de 2019

Un relator especial de la ONU denuncia la falta de privacidad y el alto nivel de escuchas en Argentina

Un relator especial de la ONU denuncia la falta de privacidad y el alto nivel de escuchas en Argentina
PIXABAY/CC/RELEXAHOTELS - ARCHIVO

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   El relator especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la privacidad, Joseph Cannataci, ha denunciado este jueves la falta de intimidad y el alto nivel de escuchas en Argentina a pesar de las mejoras logradas recientemente en pro de la protección de la privacidad en el país sudamericano.

   "Junto al elevado número de escuchas, preocupa el significativo aumento y despliegue de la red de cámaras de vigilancia y de tecnología de reconocimiento facial" ha alertado Cannataci en un comunicado de la ONU.

   El relator ha destacado en un informe preliminar tras su visita a Argentina las mejoras necesarias para reforzar la autonomía y el incremento de recursos proporcionados a la autoridad encargada de la protección de datos y la transformación y transparencia del organismo responsable de las escuchas telefónicas.

   Así, Cannataci ha aplaudido "la capacidad de cumplimiento legal en la agencia de espionaje del país, la Agencia Federal de Inteligencia, el inicio de inspecciones sorpresa dentro de la inteligencia militar y la adhesión de la Argentina a la Convención Internacional de Protección de Datos".

ELEVADO NÚMERO DE ESCUCHAS

   El experto de la ONU ha expresado su preocupación por el alto número de interceptaciones telefónicas que solo deberían efectuarse "como último recurso", ya que "la Policía y los fiscales piden que las interceptaciones se lleven a cabo con demasiada facilidad y con demasiada frecuencia".

   En este sentido, ha puesto en duda los procedimientos usados para efectuar las escuchas pese a cumplir con el Estado de Derecho, ya que el sistema que permite el uso del material interceptado es "anticuado y de diseño deficiente".

   "El sistema actual genera un flujo de millones de CDs físicos que pueden caer fácilmente en manos indebidas", ha afirmado antes de subrayar la necesidad de instaurar un sistema adaptado "a las mejores prácticas internacionales", donde los responsables de examinar la información no reciban la totalidad del contenido del material intervenido, sino las partes relevantes para su estudio.

   Cannataci ha solicitado implantar controles sobre las funciones de vigilancia e inteligencia ya que "el importante trabajo" efectuado por la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso de la Nación es "insuficiente en la medida en que la Comisión no ejerce al máximo su capacidad jurídica, ni posee los recursos para auditar plenamente el desarrollo de un caso concreto, y no tiene pleno acceso al contenido de un expediente".

   Por ello, ha recomendado la creación de un órgano independiente que complemente la tarea de la Comisión, compuesto por jueces de alto rango, expertos en tecnologías de la información y especialistas en la materia que puedan efectuar comprobaciones rápidas con los cuerpos de inteligencia y policiales "a fin de evaluar si la vigilancia es legal, necesaria y proporcional".

   Otra de las preocupaciones señaladas por Cannataci es el significativo aumento y despliegue de la red de cámaras de vigilancia y de tecnología de reconocimiento facial y de matrículas, sin una evaluación previa de su impacto en el derecho a la intimidad.

   "Los funcionarios y funcionarias a los que entrevisté dijeron estar seguros de que los sistemas existentes no violaban el derecho a la privacidad y cumplían con los requisitos legales, pero no podían explicar su necesidad y proporcionalidad", ha explicado.

Para leer más