17 de abril de 2006

Argentina/Uruguay.- La Conferencia Episcopal de Uruguay niega que la Iglesia ya medie en el conflicto por las papeleras

BUENOS AIRES, 17 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Pablo Galimberti, reconoció hoy que existe buena disposición para realizar un acercamiento entre Argentina y Uruguay por el conflicto de las plantas de celulosa, pero negó que hubiera ya una mediación en marcha.

"Después de los intentos de encuentros presidenciales que no se concretaron, tenemos que ser cautelosos para no inflar un globo y que después no se concrete nada", advirtió Galimberti en declaraciones a la emisora local 'Radio Continental'.

Cuando se le preguntó si los obispos aceptarían mediar en la disputa, Galimberti contestó: "En este momento, al día de hoy, no tengo ninguna información en este sentido. Solamente hay una buena disposición, hay algunos contactos aislados. Estoy hablando de los obispos uruguayos que se han manifestado en el curso de los días de la Semana Santa".

Los presidentes de Argentina y Uruguay, Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, se iban a reunir hace dos semanas para hablar sobre el conflicto por la instalación de dos plantas sobre el compartido río Uruguay. Sin embargo, el encuentro se suspendió después de que la empresa finlandesa Botnia, decidiera dar marcha atrás en su anunciada decisión de parar sus obras durante 90 días.

"De parte nuestra hay buena disposición, pero necesitamos que también al Gobierno le convenga, le sirva. Necesitamos también que por parte de la Iglesia argentina existan pasos", precisó la máxima autoridad de la Iglesia uruguaya.

"Deberíamos hacer algún contacto previo con nuestro Gobierno a ver si le parece bien (...) Yo le pediría a los obispos argentinos que me dieran el contexto en el cual el presidente Kirchner hizo una apelación a la intervención de las Iglesias", indicó.

"A ver qué significa eso, en cuánto a si él está de acuerdo en avanzar, dándole cierto crédito a los obispos argentinos. Y nosotros a su vez también haríamos algo semejante aquí. Esos serían los asuntos preliminares para poder concretar algo en esta línea", agregó el obispo Galimberti.

Kirchner dijo que aceptaría un acercamiento impulsado por la Iglesia Católica para resolver el conflicto que ha alterado las históricas cordiales relaciones entre los dos países. Argentina sostiene que las plantas contaminarán el medio ambiente y las costas de la ciudad argentina de Gualeguaychú, situada frente a la ciudad uruguaya de Fray Bentos, donde se levantan las plantas de celulosa.