11 de abril de 2013

Argentina/Uruguay.- Mujica enviará una carta a Fernández de Kirchner tras la polémica suscitada por sus declaraciones

BUENOS AIRES, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, José Mujica, enviará una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, después de haber pronunciado la polémica frase "esta vieja es peor que el tuerto", refiriéndose a la mandataria argentina y a su marido y predecesor, Néstor Kirchner, en un momento en el que pensaba que el micrófono no estaba encendido.

El presidente uruguayo entregará este mismo jueves la nota a Cristina Fernández, pero no la difundirá, ya que prefiere que sea la mandataria argentina la que "la haga pública si lo considera conveniente", según ha confirmado Mujica al diario uruguayo 'La República'.

De este modo, será el propio mandatario quien asuma la responsabilidad de comunicarse con Fernández de Kirchner para poder explicarle personalmente el sentido de sus palabras. Mujica ya había informado a sus colaboradores más cercanos de que se tomaría unos días para reflexionar acerca de lo ocurrido para posteriormente encargarse "él mismo" de planear la estrategia a seguir, según informa el diario uruguayo.

El pasado jueves, Mujica aseguró, al no percatarse que el micrófono que tenía delante estaba abierto, que Cristina era "peor" que su predecesor y marido, Néstor Kirchner, al que ha definido como "el tuerto". El 'desliz' del presidente se transmitió vía satélite por medio de la señal de la página web oficial de la Presidencia de la República Uruguay. Mujica pronunció la frase mientras conversaba con el intendente de Florida, Carlos Enciso, sobre las relaciones de su Gobierno con los Ejecutivos de Argentina y Brasil.

TENSIONES DIPLOMÁTICAS

Tras los comentarios del mandatario uruguayo, el ministro de Exteriores argentino, Héctor Timerman, convocó al embajador uruguayo en Buenos Aires, Guillermo Pomi, y le hizo entrega de una carta en la que el Ejecutivo argentino expresaba su "profundo malestar" por las palabras "denigrantes" de Mujica respecto a Néstor Kirchner, que tachó de "inaceptables".

Mujica aseguró un día después de la polémica suscitada por sus declaraciones que "nada ni nadie podrá separarnos" en alusión a la relación que mantiene su país con la vecina Argentina.

El Gobierno de Uruguay, por su parte, admitió su temor ante posibles represalias económicas por parte del Gobierno de Argentina tras la polémica. Sin embargo, prácticamente ocho de cada diez ciudadanos uruguayos han asegurado que apoyan las palabras de su presidente.