29 de noviembre de 2006

Argentina.- El vicepresidente Scioli admite que Kirchner le ofreció ser candidato a gobernador

BUENOS AIRES, 29 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Rafael Saralegui) -

El vicepresidente Daniel Scioli admitió hoy que el presidente Néstor Kirchner le ofreció ser candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito del país, por el oficialista Frente para la Victoria, en los comicios generales que se celebrarán en octubre próximo y en los que además se elegirán presidente.

"Tengo una gran satisfacción de que el Presidente me reconoce por mi trabajo, me reconoce como una persona que puede asumir otro tipo de responsabilidades en el futuro", dijo hoy Scioli al ser consultado por Radio 10 sobre el ofrecimiento del presidente Kirchner.

Scioli y Kirchner estuvieron reunidos anoche en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, para ofrecerle la candidatura, en uno de los distritos claves del país, ya que cuenta con la mayor cantidad de electores. Kirchner aún no confirmó si el año próximo se presentará a un nuevo mandato o impulsará la candidatura de su esposa, la senadora Cristina Fernández.

El vicepresidente, que también había sido mencionado como candidato a jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, sostuvo que la "estrategia electoral se definirá el año próximo", aunque aclaró que es "parte de un equipo de Gobierno, cuyo capitán del gran equipo es el presidente" Kirchner.

"No le sacamos el pecho a eventuales desafíos futuros, me vengo especializando en la ciudad, pero trabajé en la provincia de Buenos Aires, en el área de turismo", destacó Scioli, tras lo cual aclaró que su "campaña es por la Argentina".

La candidatura de Scioli supone el congelamiento de las aspiraciones de otros eventuales candidatos del oficialismo como el actual ministro del Interior, Aníbal Fernández y el senador José Pampuro, ex ministro de Defensa de Kirchner.

El ofrecimiento de Kirchner significa un nuevo giro en las relaciones con Scioli. Luego de haberlo elegido para acompañarlo en las elecciones de 2003, el presidente lo relegó de su círculo más cercano al poco de haber comenzado su mandato debido a unas declaraciones políticas que entonces le disgustaron.