7 de agosto de 2007

Argentina.- Videla se niega a declarar ante el juez por un caso de delitos económicos durante la dictadura

BUENOS AIRES, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex dictador Jorge Rafael Videla se ha negado a declarar ante la juez de la provincia de Córdoba Cristina Garzón de Lascano por los delitos económicos que cometió durante la dictadura (1976-1983), según informaron fuentes judiciales.

Videla no pudo ser trasladado hasta la ciudad de Córdoba por su edad --tiene 86 años-- por lo que la juez tuvo que trasladarse a Buenos Aires y utilizar el despacho del juez federal Guillermo Montenegro para indagar a Videla y a dos víctimas.

El abogado Adolfo Casabal Elía, que asistió a Videla durante su comparecencia, confirmó que el ex dictador se negó a contestar aunque "antes aclaró que se hacía cargo de todo lo actuado en su carácter de comandante en Jefe y descargó de responsabilidad a sus suordinados".

El letrado -el mismo profesional que, asiste entre otros, al ex comisario Miguel Etchecolatz y a varios represores de la última dictadura- también indicó que Videla "no designó abogado defensor" y su actuación profesional se limitó a "este acto puntual".

Vestido con sobrio traje gris, con chaleco del mismo color, camisa y corbata, y llevando una carpeta en su mano derecha, Videla había sido ingresado por una puerta lateral de los tribunales y conducido directamente al despacho del juez Montenegro.

La medida procesal se enmarca en la causa 'Kejner Marta y otros averiguación de ilícito', un caso que se desprende de una causa mayor llamada 'Vega Juan Carlos s/denuncia de apropiación extorsiva de bienes de Mackentor SA'.

El caso Mackentor tuvo origen el 26 de abril de 1977 cuando las tropas de Luciano Benjamín Menéndez ocuparon las empresas del grupo y secuestran a 29 personas: directivos, gerentes y empleados superiores que denominaron "sostén financiero de la delincuencia subversiva".

La empresa Mackentor estuvo en poder de los militares hasta 1985, fecha en que su presidente y principal accionista Natalio Kejner pudo volver al país. Hoy la empresa esta en quiebra y existe ante la CIDH el caso abierto y actualmente en la Vía de la Solución Amistosa.