23 de septiembre de 2015

Cancilleres de Colombia y Venezuela cerrarán acuerdo sobre la frontera

CARACAS, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las ministras de Colombia y Venezuela, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, respectivamente, han iniciado la reunión prevista para este miércoles para concretar el acuerdo alcanzado por los presidentes de ambos países para normalizar la situación en la frontera.

   Holguín y Rodríguez se han reunido a puerta cerrada en la sede del Ministerio de Exteriores de Venezuela --la Casa Amarilla-- acompañadas por un nutrido grupo de técnicos, así como de otros ministros con competencias en la gestión de esta crisis.

   El objetivo de este encuentro, según ha adelantado Caracas, es alcanzar acuerdos que permitan acabar con el paramilitarismo y el contrabando en la línea limítrofe, conforme a los medios de comunicación locales.

   La cita obedece al compromiso que los presidentes colombiano y venezolano, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, respectivamente, asumieron el lunes tras una esperada reunión para "solucionar los problemas de la frontera".

   Maduro ya ha adelantado que, a pesar de la voluntad común, "la normalización progresiva" podría dilatarse "un año". Las reuniones servirán "para establecer las bases de una nueva frontera de paz y establecer los plazos", ha indicado a Blu Radio.

CRISIS FRONTERIZA

   La crisis bilateral estalló el 19 de agosto cuando militares venezolanos fueron atacados por supuestos paramilitares colombianos en la frontera común, llevando al Gobierno de Maduro a ordenar un cierre de la línea limítrofe que ha ido a más en estas semanas.

   Desde entonces, casi 2.000 colombianos han sido deportados y otros 15.000 que vivían de manera legal en Venezuela han decidido volver voluntariamente a su país debido al acoso que --según denuncian-- sufren ahora en la nación vecina.

   El Palacio de Miraflores ha explicado que se trata de una campaña contra la infiltración de organizaciones criminales colombianas en Venezuela y ha reclamado a su vecino mayor colaboración para luchar contra los delitos fronterizos.