21 de septiembre de 2015

Arranca la reunión entre Santos y Maduro para zanjar la crisis fronteriza

QUITO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La reunión entre los presidentes de Colombia y Venezuela, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, respectivamente, para resolver de una vez por todas la crisis fronteriza que amenaza con dinamitar sus frágiles relaciones bilaterales ha comenzado.

Ambos presidentes se encuentran ya en el interior del Palacio de Carondelet --sede del Gobierno ecuatoriano-- acompañados de sus pares de Ecuador, Rafael Correa, y Uruguay, Tabaré Vázquez, que ejercen de mediadores como representantes de UNASUR y CELAC.

"Quiero iniciar un nuevo tiempo en las relaciones con Colombia", ha dicho Maduro a la prensa nada más aterrizar en Quito. "Y por eso le voy a proponer un pacto de paz a Santos. Estamos dispuestos a que de esta reunión salgan buenas noticias de paz", ha afirmado.

Maduro ha asegurado que llega "con las máximas expectativas de nuestros pueblos". "Y los gobernantes estamos obligados a cumplir las máximas expectativas de los pueblos, así que o ganamos la paz, o ganamos la paz", ha apostillado.

Por su parte, Santos ha confiado en tener "un diálogo serio, constructivo, sereno y respetuoso" con el líder 'chavista' bajo la premisa de que "Colombia no es culpable de los problemas de Venezuela" y de que ambos países deben "cooperar" para solucionarlos.

Además, ha adelantado que su prioridad será "garantizar el respeto por los colombianos (residentes en Venezuela)". "El estado de emergencia decretado por Maduro no debe servir de excusa para pasar sobre los derechos de los colombianos", ha subrayado.

CRISIS FRONTERIZA

La crisis bilateral estalló el 19 de agosto cuando militares venezolanos fueron atacados por supuestos paramilitares colombianos en la frontera común, llevando al Gobierno de Maduro a ordenar un cierre de la línea limítrofe que ha ido a más en estas semanas.

Desde entonces, casi 2.000 colombianos han sido deportados y otros 15.000 que vivían de manera legal en Venezuela han decidido volver voluntariamente a su país debido al acoso que --según denuncian-- sufren ahora en la nación vecina.

El Palacio de Miraflores ha explicado que se trata de una campaña contra la infiltración de organizaciones criminales colombianas en Venezuela y ha reclamado a su vecino mayor colaboración para luchar contra los delitos fronterizos.

Las ministras de Exteriores de ambos países se han reunido varias veces desde el inicio de la crisis pero sin llegar a acuerdos sustanciales y la reunión entre Santos y Maduro solo ha sido posible con la mediación regional.

Para leer más