18 de junio de 2009

Asesina de rico banquero francés, a prisión por más de 8 años

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters/EP) - La mujer que mató al banquero Edouard Stern, uno de los hombres más ricos de Francia, tras mantener con él prácticas sadomasoquistas y una discusión por un millón de dólares, fue condenada el jueves a 8 años y medio de cárcel por asesinato.

Cecile Brossard, de 40 años, ha cumplido ya cuatro años en prisión preventiva desde que confesó que mató a su amante.

"El tribunal condenó a Cecile Brossard a ocho años y seis meses en prisión por asesinato", dijo la jueza Alessandra Cambi.

Un jurado de seis hombres y seis mujeres participó en el juicio de una semana, que reveló los detalles íntimos de la larga relación de la pareja.

Stern, de 50 años, fue hallado muerto en su lujoso piso de Ginebra el 1 de marzo de 2005, con juguetes sexuales esparcidos por su habitación, llena de antigüedades por valor de millones de dólares.

En su cuerpo, ataviado con un traje de látex de color piel de la cabeza a los pies, fueron halladas cuatro balas.

Brossard confesó haber matado a Stern con su propio revólver tras discutir con él por un millón de dólares que él había colocado en su cuenta bancaria en Suiza, fondos que ella le había pedido como "prueba de su amor".

La artista testificó que le había disparado entre los ojos después de que él le dijera: "Un millón de dólares es mucho dinero para pagar a una puta". Recibió dos tiros en la cabeza y dos en el torso.

"COMPORTAMIENTO CINICO Y MANIPULADOR"

La mujer también admitió haber limpiado la escena del crimen y tirado el arma homicida -recuperada posteriormente- en el lago Génova antes de huir a Italia y luego a Australia.

"Su cínico y deliberado comportamiento manipulador no fue el de una mujer razonable que comete un crimen en un momento de desesperación excusable", dijo el miércoles el jurado.

El tribunal rechazó el argumento de la defensa de que Brossard cometió un crimen pasional en un momento de desesperación extrema.

Sin embargo, vio un atenuante leve por los trastornos de personalidad diagnosticados por un psiquiatra y abusos sexuales que sufrió de niña.

El fiscal jefe de Ginebra, Daniel Zappelli, había pedido una condena de once años. La sentencia máxima era de 20.

Si Brossard sigue teniendo el mismo buen comportamiento mostrado hasta ahora, podría cumplir únicamente dos años más, por lo que podría salir libre a mediados de 2011.

El abogado de la familia Stern, Marc Bonnant, que dijo al tribunal esta semana que Brossard había devuelto el millón de dólares, elogió el jueves la sentencia.

Stern, en el puesto 38 de los hombres más ricos de Francia, era amigo del presidente Nicolas Sarkozy y del socialista Laurent Fabius, entre otros. La defensa lo retrató como cruel hacia Brossard, a la que supuestamente habría prometido matrimonio.

(Traducido por la Redacción de Madrid)