1 de julio de 2013

Ashton telefonea a Kerry para pedirle explicaciones sobre supuesto espionaje a sedes de la UE

Ashton telefonea a Kerry para pedirle explicaciones sobre supuesto espionaje a sedes de la UE
OSMAN ORSAL / REUTERS

Barroso ordena un barrido de seguridad en las instalaciones de la Comisión para detectar posibles escuchas

BRUSELAS, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE, Catherine Ashton, ha telefoneado al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, para pedirle explicaciones sobre las "noticias inquietantes" del supuesto espionaje de Estados Unidos en sedes comunitarias.

Por su parte, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha ordenado un barrido de seguridad completo 'ad hoc' en las instalaciones del Ejecutivo comunitario para detectar posibles escuchas. "Son noticias inquietantes si se confirman y exigen una explicación completa", ha dicho la portavoz de la Comisión, Pia Ahrenkilde.

Nada más saltar este fin de semana a la prensa la noticia del supuesto espionaje de EEUU a sedes de la UE, los diplomáticos del servicio europeo de acción exterior plantearon la cuestión al embajador de EEUU en Bruselas y a las autoridades estadounidenses en Washington "para verificar la veracidad de estas informaciones". Y en las últimas horas, Ashton "ya ha hablado con el secretario de Estado Kerry de forma directa", según la portavoz.

"La UE espera ahora respuestas de las autoridades estadounidenses", ha subrayado Ahrenkilde. "Claridad y transparencia es lo que esperamos de nuestros socios y aliados, y eso es lo que esperamos de EEUU", ha indicado Ahrenkilde, que ha dejado claro que "el próximo paso corresponde a EEUU".

No obstante, la portavoz ha eludido pronunciarse sobre si la Comisión se plantea suspender por las escuchas las negociaciones para un acuerdo comercial entre la UE y EEUU, que deben empezar la semana que viene en Washington. "No vamos a hablar de otras cosas hoy o a especular", se ha limitado a señalar al ser preguntada por esta cuestión.

El Ejecutivo comunitario ha explicado que somete "regularmente" sus instalaciones más sensibles a barridos y revisa las redes de comunicación para detectar posibles escuchas y que inspecciona cualquier nueva sede antes de mudarse. En Washington y en Nueva York, dos de las sedes donde supuestamente hubo escuchas, los cambios de instalaciones se produjeron en 2010 y el año pasado, respectivamente.

"Tras estas alegaciones, el presidente Barroso ha pedido a los servicios competentes proceder a un completo barrido y control de seguridad 'ad hoc'", ha anunciado Ahrenkilde.