12 de febrero de 2019

Así es la 'Ley Anti Barras Bravas' que se debatirá este mes en el Congreso argentino

Así es la 'Ley Anti Barras Bravas' que se debatirá este mes en el Congreso argentino
REUTERS - ARCHIVO

   BUENOS AIRES, 12 Feb. (Notimérica) -

   El fútbol argentino ha sufrido tradicionalmente la presencia de las conocidas como Barras Bravas, grupos ultra y violentos que han empañado la imagen futbolística de este país. Desde 2013 los partidos se disputan sin publico visitante para evitar altercados y la afición reclama medidas contundentes para que se castigue a los radicales y existan de nuevo las garantías para que los hinchas acudan a los estadios en condiciones que garanticen su seguridad.

   El 30 de mayo de 1985, el Congreso argentino aprobó la ley 23.184, conocida comúnmente como Ley de la Rúa (en alusión al expresidente Fernando de la Rúa, quien la promovió). La iniciativa tenía como propósito erradicar la violencia en el deporte y estableció sanciones penales y de infracción, pero la realidad es que la violencia no se detuvo. Según un informe de la organización Salvemos el Fútbol, entre 1984 y 2017 en Argentina murieron 210 personas a causa de hechos violentos relacionados con el deporte rey.

   En una entrevista concedida a 'CNN', el director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, Guillermo Madero, considera que "esa ley tiene 30 años y el mundo ha cambiado, sobre todo en materia de seguridad". "Creemos que hay tipos penales que hay que cambiar, los jueces no han utilizado la Ley de la Rúa para penar temas vinculados al fútbol", lamenta.

   Para Madero, quien reconoce que "tan solo diez causas han tenido una condena efectiva con esta ley", las barras bravas "comenzaron como grupos de fanáticos radicalizados que se convirtieron en grupos criminales involucrados incluso en asuntos de crimen organizado".

   En 2016, tras un año de mandato, el actual presidente, Mauricio Macri, llevó al Congreso un Proyecto de Ley sobre este asunto que fue anulado por la oposición. De nuevo, en diciembre del pasado año, el mandatario envió a la Cámara Baja un nuevo proyecto que incluye, básicamente, penas más duras para aquellos que protagonicen hechos violentos en los estadios sobre la tipificación que ya tienen en el Código Penal. La aprobación de la ley se debatirá durante este mes de enero.

   Según Madero, para terminar con las Barras Bravas es necesario centrarse en tres aspectos: "tipificar al grupo Barra Brava como un grupo criminal, cortarle cualquier tipo de financiación y cortar también las conexiones que tienen con la política para que no gocen de impunidad".

CARACTERÍSTICAS DE LA NUEVA LEY

   La nueva Ley prevé penar con hasta diez años de cárcel a cualquiera que porte "armas, piedras, botellas, pirotecnia o cualquier elemento usado para ejercer violencia o agredir", según recoge el diario bonaerense 'Perfil'.

   Además, se castigará con penas de entre tres y doce años de cárcel a aquellos que realicen "intimidación individual o grupal", con agravante por tenencia de armas de fuego.

   Por último, los "organizadores, protagonistas o responsables de la emisión y distribución de entradas a espectáculos futbolísticos que las provean sin pagar el precio correspondiente" se enfrentarán a penas de hasta cuatro años de prisión. Del mismo modo, para quienes vendan entradas sin autorización se estima un castigo de entre un mes y un año de cárcel, con la posibilidad de ser duplicado si esa venta se produce en las inmediaciones del estadio en el que se disputa el encuentro.

Contador

Lo más leído en Política