23 de septiembre de 2015

Así será el anuncio de la decisión de la CIJ sobre demanda marítima de Bolivia

SANTIAGO, 23 Sep. (Notimérica) -

El litigio marítimo que enfrenta a Bolivia y Chile por fin tendrá una sentencia definitiva este jueves 24 de septiembre en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, que anunciará una decisión que ya no puede ser apelada por las partes.

La CIJ ha fijado para el 24 de septiembre la entrega de su decisión sobre la objeción de Chile a la competencia del organismo en una demanda de Bolivia por acceso soberano al mar. El Gobierno boliviano de Evo Morales recurrió el año pasado a la CIJ en su intención de recuperar una salida al Océano Pacífico, que perdió tras una guerra contra Chile en el siglo XIX.

Ante la demanda de su vecino, Chile impugnó la competencia de la CIJ argumentando que existe un tratado limítrofe desde 1904 entre los países, previo a la firma del acuerdo que establece la jurisdicción de La Haya.

La CIJ, el principal órgano judicial de Naciones Unidas, realizará el anuncio este jueves a las 15.00 (horario local de Países Bajos) en el Gran Hall de Justicia del Palacio de la Paz en la Haya. El presidente de la Corte, Ronny Abraham, leerá la sentencia.

EL ANUNCIO DE LA SENTENCIA.

Según ha comunicado la propia CIJ, debido al número limitado de asientos en el Gran Salón de Justicia, se le dará acceso prioritario a los representantes de los estados litigantes y a los miembros de los cuerpos diplomáticos.

Un número de asientos están reservados para el público y se tendrá en cuenta el orden de llegada. No hay un proceso de registro para entrar y las solicitudes de admisión presentadas con anterioridad no serán consideradas.

Será posible seguir en directo la lectura de la sentencia, a través del sitio de la Corte y a través del canal de Naciones Unidas (webtv.un.org). También en 'Live Now' y en VOD en 'Meetings &

Events/ICJ'

Aparcar en el Palacio de la Paz no está permitido y sólo podrán dejar sus vehículos los medios de comunicación acreditados para asistir al anuncio de la Corte.

LAS EXPECTATIVAS.

Este fin de semana, el canciller chileno de Exteriores, Heraldo Muñoz, ha indicado que se reunirá en La Moneda con la presidenta, Michelle Bachelet, para seguir la transmisión en directo.

Según ha señalado el canciller al diario chileno 'El Mercurio', "se trata de una decisión procedimental sobre si la Corte Internacional de Justicia tiene o no competencia para conocer el reclamo boliviano".

"La Corte no se va a pronunciar sobre los méritos del reclamo de Bolivia. Es decir, el fallo del tribunal no afecta en nada a nuestra integridad territorial", ha indicado el canciller, que ha precisado que "en caso de que la Corte decida rechazar la objeción o postergar la decisión hasta la sentencia definitiva" sólo comenzaría una discusión de fondo que implicaría que el juicio dure unos años más.

Por su parte, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha asegurado este martes que Bolivia cuenta con una posición firme ante las tres posibles respuestas de la CIJ, que puede declararse competente, declararse incompetente o decirle a Chile que le responderá al final del juicio, es decir, postergar la decisión jurídica al momento de emitir el fallo final.

García Linera ha agregado que Bolivia espera "muy optimista y serena" el fallo de la CIJ por la fortaleza de los argumentos jurídicos e históricos de la demanda marítima.

CAUSA MARÍTIMA.

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Evo Morales y el de la también entonces presidenta chilena firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.