13 de enero de 2020

Australia.- La aprobación del primer ministro de Australia cae hasta el 37 por ciento tras su gestión de los incendios

Australia.- La aprobación del primer ministro de Australia cae hasta el 37 por ciento tras su gestión de los incendios
Australia.- La aprobación del primer ministro de Australia cae hasta el 37 por c - LUKAS COCH/AAP/DPA

CANBERRA, 13 Ene. (DPA/EP) -

Los índices de aprobación del primer ministro de Australia, Scott Morrison, han caído hasta el 37 por ciento en gran parte por su gestión de la crisis que sufre el país tras los numerosos incendios que han arrasado 10 millones de hectáreas y han provocado la muerte de casi una treintena de personas durante los últimos meses.

Morrison, de acuerdo con una encuesta publicada en el periódico local 'The Australian', ha visto como sus índices de popularidad han caído 8 puntos desde que asumió el poder en mayo de 2019.

El primer ministro conservador ha sido muy criticado por la falta de respuesta a las peticiones de las comunidades afectadas y la ausencia de una respuesta más decidida ante la crisis climática.

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Anthony Albanese, ha superado a Morrison al contar con una aprobación del 46 por ciento entre los australianos.

La encuesta, elaborada por la empresa australiana Newspoll, ha mostrado también como el 59 por ciento de los australianos no está satisfecho con la gestión de Morrison, quien en plena crisis viajó con su familia de vacaciones a Hawái.

Se trata de los peores números de Morrison desde que asumió el liderazgo del Partido Liberal en agosto de 2018 y ganó las elecciones en mayo del año pasado.

La encuesta se ha publicado poco después de que Morrison haya reconocido este domingo que hay cosas que "se podrían haber gestionado mucho mejor" durante la crisis de los incendios.

Australia ha atravesado condiciones climáticas extremas, con previsiones que en ocasiones superaron los 40 grados centígrados y vientos de hasta 90 kilómetros por hora en muchas áreas rurales, situaciones que han dificultado la extinción de unos fuegos que ya han devorado unas 10 millones de hectáreas en todo el país.