7 de julio de 2009

Avión no tripulado EEUU ataca militantes en Pakistán; 14 muertos

Por Alamgir Bitani

PESHAWAR, Pakistán (Reuters/EP) - Un avión no tripulado estadounidense disparó un misil contra un bastión talibán pakistaní cerca de la frontera con Afganistán el martes, dejando al menos 14 militantes muertos, dijeron funcionarios de inteligencia y residentes.

Estados Unidos, que lucha contra una intensa insurgencia afgana, comenzó a incrementar los ataques de aviones no tripulados en enclaves militantes en el noroeste de Pakistán hace un año, pese a las quejas de su aliado Islamabad.

El último ataque se produjo en la región de Waziristán Sur, en un bastión del líder talibán pakistaní Baitullah Mehsud, dijeron las fuentes.

"Catorce militantes fueron asesinados y varios resultaron heridos en el ataque contra un importante complejo de Baitullah Mehsud", dijo Jan Mohammad Mehsud, residente del área.

Un funcionario de una agencia de inteligencia dijo que cuatro o cinco extranjeros se hallaban entre los 14 muertos, pero no tenía más información acerca de sus identidades.

Otro funcionario de inteligencia dijo que habían muerto hasta 17 personas. Alrededor de 70 militantes fueron asesinados en un ataque similar en la misma área el mes pasado.

Los ataques de aviones no tripulados se han producido en momentos en que las tropas pakistaníes se preparan lentamente para lanzar una ofensiva contra Mehsud, ejecutando incursiones aéreas y acordonando rutas de la zona.

Mehsud, un aliado de al Qaeda, está acusado de orquestar una campaña de ataques en Pakistán, entre ellos el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en el 2007.

Estados Unidos ha anunciado una recompensa de 5 millones de dólares a cambio de obtener información que conduzca a su arresto o ubicación y el Gobierno pakistaní ofreció el mes pasado una suma de 50 millones de rupias (615.000 dólares).

Mientras Pakistán combate a los talibanes de su lado de la frontera, miles de marines estadounidenses han lanzado una ofensiva contra los talibanes en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán.

EXPANSION MILITANTE

Pakistán está oficialmente en contra de los ataques de aviones no tripulados estadounidenses en su territorio, diciendo que violan su soberanía y minan los esfuerzos por reprimir a la militancia promoviendo el malestar público y fomentando el apoyo a los militantes.

Tras una alarmante expansión de la influencia militante en el noroeste de Pakistán, el Ejército lanzó una ofensiva en Swat hace dos meses. Funcionarios estadounidenses, temerosos de la estabilidad en Pakistán y la seguridad de su arsenal nuclear, dieron la bienvenida a la acción.

El Ejército dice que se está acercando al final de la ofensiva en Swat, un ex valle turístico en el noroeste de Islamabad, pese a que los soldados están encontrando remanentes de combatientes.

Pero no hay ningún líder talibán entre los aproximadamente 1.600 militantes que el Ejército reportó haber matado.

Los combates forzaron a casi 2 millones de personas a escapar de sus hogares. Pese a que el apoyo público a la ofensiva es sólido, existe el riesgo de que el sufrimiento de los desplazados erosione algo de este respaldo.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, David Miliband, llegó a Pakistán y visitó un campo de desplazados, donde dijo a los habitantes que se hallaban "en la primera línea" del combate de Pakistán.

"Les aseguro que nuestro compromiso con ustedes es fuerte y duradero y que queremos trabajar para construir el tipo de seguridad a largo plazo que ustedes quieren", dijo Miliband a un grupo de pobladores reunidos en una carpa.