1 de julio de 2009

Aviones Yemenia podrían ser prohibidos en UE

Por Ahmed Ali Amir

MORONI (Reuters/EP) - Aviones franceses y estadounidenses se unieron el miércoles a la búsqueda de sobrevivientes de un avión que cayó frente a las Comoras, mientras que Francia desmintió que se hubiera encontrado la caja negra del aparato.

En París emigrantes del archipiélago del océano Indico intentaron bloquear otro vuelo de la misma aerolínea.

La Comisión Europea envió una carta a la aerolínea Yemenia, responsable del vuelo, advirtiéndole que sus aviones serían prohibidos en la Unión Europea (UE) luego de que el Airbus A310-300 que operaba se estrelló en el océano Indico con 153 personas a bordo.

La aeronave cayó el martes en la mañana cuando se preparaba para aterrizar en Moroni, la capital, en el trayecto final de un vuelo proveniente de París y Marsella que se dirigía a Comoras vía Yemen.

Aún se desconoce la causa del accidente. La compañía estatal Yemenia dijo que se había localizado la llamada caja negra del avión que registra los detalles durante el vuelo, pero esto posteriormente fue negado por el Ministerio de Defensa francés.

"El Transall (un avión de búsqueda francés) captó una señal del faro de auxilio del Airbus y no de la caja negra", dijo un portavoz del Ministerio en París.

Hasta ahora, sólo una sobreviviente, una niña franco-comorense de 14 años que se mantuvo a flote con algunos de los restos en medio de la oscuridad, fue rescatada del mar.

"Se aferró a un pedazo de los restos del avión durante 12 horas", dijo el secretario de Cooperación Francesa, Alain Joyandet, a la radio France Info, añadiendo que iba a ser trasladada a un hospital de París.

"Ella hizo señas a un barco que pasaba y que pudo rescatarla. La niña demostró una fuerza física y moral realmente increíble", agregó.

El vicepresidente de Comoras, Idi Nadhoim, dijo a Reuters que ningún otro sobreviviente había sido encontrado hasta el miércoles en la mañana. "Pero no hemos abandonado la esperanza", agregó en una entrevista telefónica.

Al tiempo que una flotilla de embarcaciones zarpaba desde la isla principal Gran Comora al salir el sol, furiosos emigrantes comorenses intentaron impedir que pasajeros abordaran otro vuelo de Yemenia que se dirigía desde el aeropuerto Charles de Gaulle de París hacia Yemen.

"No queremos que viajen más ataúdes. No queremos más a Yemenia", dijo Idris Ahmed, uno de los manifestantes.

Unas 60 personas que debían abordar el vuelo no pudieron registrarse, aunque otras 100 sí subieron a la nave, que despegó sin problemas.

La sobreviviente del vuelo accidentado, identificada como Bakari Bahia, tenía cortes en su rostro y una clavícula fracturada, pero se mantuvo estable durante la noche después de ser rescatada el martes.

Su padre, Bakari Kassim, dijo al canal francés i-Tele que había contactado a su hija por teléfono.

"Le pregunté qué había pasado y me dijo: 'Vimos el avión cayendo al agua. Me encontré en el mar. Escuchaba a la gente hablar pero no podía ver a nadie. Estaba en la oscuridad. No podía ver nada. Papá, no podía nadar muy bien. Me aferré a algo pero no se a qué", contó.

La aerolínea dijo que 75 comorenses y 65 franceses iba a bordo del vuelo, conjuntamente con un palestino y un canadiense. La tripulación estaba compuesta por seis yemeníes, dos marroquíes, un indonesio, un etíope y un filipino.

CONTROVERSIA DE SEGURIDAD

Con una población de unos 800.000 habitantes, la ex colonia francesa de Comoras está compuesta por tres islas ubicadas al este de Africa y justo al noroeste de Madagascar.

Funcionarios comorenses dijeron que Francia había enviado un avión y que también está desplazando dos embarcaciones al área, mientras que Estados Unidos mandó un helicóptero para ayudar y un avión con suministros.

Este fue el segundo Airbus que cayó al mar en junio. Un Airbus A330-200 de Air France se estrelló el 1 de junio en el océano Atlántico, falleciendo las 228 personas que iban a bordo.

La ruta París-Marsella-Yemen de la aerolínea Yemenia era hecha en un Airbus A330. En Saná, los pasajeros que volaban a las Comoras se cambiaron a un segundo avión, el A310 que se estrelló.

El ministro de Transporte de Francia, Dominique Bussereau, dijo que París prohibió específicamente a ese avión A310 de Yemenia sobrevolar su espacio aéreo luego de que fueron detectadas fallas en una revisión en el 2007.

La Comisión Europea, en una carta enviada a la aerolínea y obtenida por Reuters, dijo que Yemenia estaría sujeta a una "prohibición para operar" en la UE si la aerolínea no brinda garantías de que está intentando resolver sus recurrentes problemas de seguridad aérea.

El ministro de Transporte de Yemen dijo que el avión había sido chequeado exhaustivamente en mayo bajo supervisión de Airbus. "Estaba en línea con estándares internacionales", afirmó Khaled Ibrahim al-Wazeer a Reuters.

Francia y las Comoras han estrechado sus lazos desde la independencia de las islas en 1975. Francia estima que unas 200.000 personas de Comoras viven en el país.