23 de septiembre de 2015

Bachelet sobre los desastres naturales: "cada día puede ser peor"

SANTIAGO, 23 Sep. (Reuters/EP) -

   La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha advertido este miércoles de que "cada día puede ser peor" en materia de desastres naturales, después de los terremotos, tsunamis, incendios y erupciones volcánicas que han asolado al país suramericano en el último año.

   En una entrevista concedida al Canal Mega, la jefa de Estado ha confesado que últimamente ha asumido como mantra que "cada día puede ser peor" en lo que ha catástrofes se refiere para poder afrontarlas rápidamente.

   "Yo no tengo otra actitud sino de enfrentar las cosas", ha afirmado, explicando que todo lo que ha vivido como presidenta la tiene "preparada para lo que venga". "Tampoco le sirve a nadie que me frustre", ha apostillado.

   Durante su primer mandato, Bachelet tuvo que gestionar la emergencia desatada por el terremoto de 8,8 en la escala de Richter que el 27 de febrero de 2010 azotó las costas chilenas provocando un devastador tsunami que dejó más de 500 muertos.

   A su vuelta a La Moneda, la dirigente izquierdista ha tenido que lidiar con numerosos desastres naturales, el último de ellos hace una semana, cuando un terremoto de 8,4 removió la región de Coquimbo, en el norte, con un saldo de 13 fallecidos y cientos de damnificados.

NO DIMITIRÁ

   Por otro lado, se ha referido a su futuro político, descartando una eventual dimisión por los muchos casos de corrupción que han salpicado su segundo mandato y que obligaron al Gobierno a renunciar en bloque. "Voy a cumplir como corresponde, estoy muy comprometida con mi país, no veo ninguna razón para renunciar", ha aclarado.

   También ha negado las informaciones que apuntan a que sufre problemas de salud que le estarían dificultando desempeñar correctamente sus funciones. "Está súper buena", ha dicho sobre su salud.

   "Sugiero a todo el mundo que no haga caso de rumores (...) me parece súper malo para el país que se inventen este tipo de cosas", ha pedido Bachelet.