12 de agosto de 2009

Barco desaparecido se dirigía al Atlántico:funcionarios malteses

MOSCU/LONDRES (Reuters/EP) - Un carguero mercante que desapareció dos semanas atrás frente a la costa francesa se dirigía al océano Atlántico cuando se le perdió la pista, dijeron el miércoles autoridades marítimas, reforzando la posibilidad de que haya sido secuestrado.

Buques de guerra rusos recibieron órdenes de unirse a la búsqueda del Arctic Sea, un carguero de 4.000 toneladas con 15 tripulantes rusos, que desapareció a fines del mes pasado, poco después de cruzar el paso de Calais, entre Francia y el Reino Unido.

El navío de bandera maltesa y flete finlandés zarpó de Finlandia al puerto argelino de Bejaia, en donde tenía previsto llegar el 4 de agosto con una carga de madera valorada en 1,3 millones de dólares.

"Parecería que el barco no ha pasado el estrecho de Gibraltar, lo que indica que se dirigía hacia el océano Atlántico", dijo en un comunicado la Autoridad Marítima de Malta, que ha estado realizando un seguimiento a la embarcación.

Si hubiese sido secuestrado, es posible que sus captores quieran usarlo como un "barco fantasma" sin registrar, según expertos marítimos, o que piratas estén intentando poner a prueba los niveles de seguridad marítima del norte de Europa, en donde se encuentran algunas de las rutas de mayor tráfico.

La Agencia Marítima y de Guardacostas del Reino Unido dijo que el último contacto por radio del Arctic Sea fue el 28 de julio, mientras entraba al paso de Calais. Poco después se apagó el transmisor que emite la señal de localización electrónica.

Sus últimos movimientos fueron registrados en el sistema de búsqueda de barcos AisLive frente a la costa francesa el 30 de julio, aunque también ha sido visto en aguas portuguesas.

ASALTO

La autoridad marítima maltesa dijo que había recibido reportes de que el navío fue asaltado en aguas suecas el 24 de julio por hombres vestidos de policías.

El navío fue abordado por "ocho a doce personas supuestamente enmascaradas utilizando uniformes con la palabra 'policía' y armados con armas y pistolas", precisó la autoridad maltesa.

Los tripulantes fueron atacados, atados, amordazados y vendados y algunos resultaron gravemente heridos, agregó. Además fueron interrogados por narcotráfico por parte de quienes aparentaban ser policías.

Autoridades suecas explicaron a funcionarios malteses que ninguna agencia de orden público sueca participó en el hecho.

La desaparición ha causado amplia especulación.

Preocupado por la tripulación, el presidente ruso, Dmitry Medvedev, ordenó a buques de guerra rusos que operan en el Atlántico que se unan a la búsqueda, según informó la agencia de noticias Itar Tass.