6 de agosto de 2009

Bases EEUU-Colombia podrían provocar guerra: Chávez

Por Patricia Rondón Espín y Ana Isabel Martínez

CARACAS (Reuters/EP) - El presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió el miércoles que el plan de Bogotá para permitir a tropas estadounidenses utilizar bases militares colombianas podría desatar un conflicto bélico en América Latina.

Chávez retiró el mes pasado a su embajador en Bogotá y congeló relaciones diplomáticas con Colombia, advirtiendo que podría llegar a interrumpir el comercio bilateral por considerar que el acuerdo es una amenaza para su "revolución socialista" y el equilibrio de poderes en la región.

"Estas bases podrían ser inicio de una guerra en Sudamérica. Se trata de los 'yankees', la nación más agresora de la historia de la humanidad, capaz de lanzar bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki", dijo Chávez en conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.

Tras superar en el 2008 su peor crisis diplomática en años a raíz de un ataque del Ejército colombiano a un campamento rebelde en Ecuador, Caracas y Bogotá restablecieron sus embajadores y prometieron iniciar una nueva etapa de cooperación.

Chávez, un fiero crítico de Estados Unidos, pidió al presidente Barack Obama no incrementar la presencia militar en Colombia e instó a buscar una salida negociada al conflicto interno que ha azotado por cuatro décadas al país cafetalero.

"Obama en vez de estar mandando más soldados y más aviones y más dólares y más helicópteros y más bombas a Colombia para que haya más guerra y más muerte, debería más bien retirar", dijo el mandatario venezolano.

Desde el 2000, Washington ha entregado a Bogotá más de 5.000 millones de dólares en asistencia militar y entrenamiento para la lucha contra el narcotráfico y grupos armados irregulares en el mayor productor mundial de cocaína, una cooperación muy criticada por Chávez.

"Ese problema de Colombia no tiene solución militar, hay que buscarle ya solución política, negociada", aseguró Chávez, cuyas divergencias con el presidente Alvaro Uribe sobre la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) generó fuertes tensiones en el pasado.

"ESCUPIENDO MENTIRAS"

Uribe, principal aliado de la Casa Blanca en Sudamérica, está inmerso en una gira por la región para defender la cooperación militar con Washington, asegurando que el acuerdo no contempla la instalación de nuevas bases estadounidenses sino el uso controlado de instalaciones de su país.

Los gobiernos izquierdistas de Bolivia y Ecuador también han criticado duramente a Colombia, mientras que Uribe obtuvo el respaldo de Perú y Chile, antes de dirigirse hacia Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

"(Uribe) anda es maniobrando, metiendo mentiras. Cuántas mentiras estará metiendo hoy en Santiago (de Chile), anda es escupiendo mentiras", acusó el mandatario venezolano.

Chávez además tomó algunas medidas de presión económica contra Colombia, anulando una orden de importación de 10.000 vehículos procedentes del país vecino y prohibiendo a la petrolera estatal de ese país participar en una licitación de crudo pesado en la Faja del Orinoco.

"Se iban a traer 10.000 vehículos de Colombia, (ahora) cero (...) pero no vamos a traer ni un solo vehículo de Colombia", dijo el mandatario.

Estados Unidos y Colombia son los dos principales socios comerciales de Venezuela, que durante la década de Gobierno de Chávez ha forjado alianzas con países como Rusia, China, Irán y Cuba para reducir su dependencia económica de Washington.

Chávez también reiteró que buscará sustituir todas las importaciones desde Colombia, que incluyen carnes, prendas de vestir, plásticos y combustibles, con productos de otros países aliados, luego de que el comercio binacional batiera un récord en el 2008 superando los 7.000 millones de dólares.

(Por Patricia Rondón Espín y Eyanir Chinea, escrito por Enrique Andrés Pretel; editado por Silene Ramírez)