17 de septiembre de 2009

Biden viaja al Kurdistán iraquí para avanzar en la resolución de la disputa sobre los yacimientos de petróleo

ARBIL (IRAK), 17 Sep. (Reuters/EP) -

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se desplazó hoy a la región semiautónoma iraquí del Kurdistán para presionar a los líderes kurdos a fin de que se comprometan a resolver el asunto de la gestión y explotación de los ricos yacimientos petrolíferos de este territorio, una disputa considerada como la principal amenaza para la estabilidad del país.

Anteriormente, Biden había adelantado que las autoridades del Kurdistán y el Gobierno iraquí no alcanzarán un acuerdo al respecto antes de las elecciones generales de enero. "En realidad algunos de los problemas más difíciles siempre son difíciles de resolver en medio de un proceso electoral", estimó Biden, citando los asuntos del petróleo y de las fronteras internas.

Una fuente de la Administración norteamericana relató que el vicepresidente repetirá en el Kurdistán las mismas palabras que pronunció ayer en Bagdad a las autoridades iraquíes, pidiéndoles que "acepten un trozo muy pequeño de un pastel muy grande".

Además, aprovechará su visita para intentar convencer a las autoridades kurdas de la necesidad de aprobar la nueva ley sobre hidrocarburos, que serviría para aclarar las reglas a las que han de atenerse las compañías extranjeras que invierten en los yacimientos iraquíes de gas y de petróleo.

PROGRESOS POLÍTICOS

Biden aseguró que se han conseguido progresos en la resolución de las diferencias políticas. De hecho, afirmó que su visión de las relaciones entre árabes y kurdos es ahora más positiva que la que tenía durante su última visita, hace apenas dos meses.

"Se ha puesto en marcha un proceso que me lleva a pensar que todas las partes están comprometidas", señaló el número dos de la Casa Blanca. Respecto a las elecciones del próximo enero, Biden se mostró "convencido de que (todos los partidos) están comprometidos con unas elecciones transparentes y legítimas".