13 de noviembre de 2019

Birmania.- ONG presentan en Argentina una demanda contra Aung San Suu Kyi por genocidio en Birmania

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Varias ONG han presentado este miércoles ante un tribunal de Argentina una demanda por genocidio contra la líder 'de facto' de Birmania, Aung San Suu Kyi, por la matanza de rohingyas a manos del Ejército en el marco de una campaña militar en verano de 2017.

La demanda reclama que los principales líderes políticos y militares del país, incluido el comandante en jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, sean procesados, según un comunicado publicado por la Burmese Rohingya Organisation UK (BROUK), con sede en Londres.

"El pueblo rohingya hace frente a una amenaza existencial. Desde hace décadas, las autoridades birmanas han intentado acabar con nosotros confinándonos en guetos, forzándonos a huir de nuestro país y matándonos", ha denunciado Tun Khin, presidente de la BROUK.

"La comunidad internacional debe actuar ahora para poner fin a este genocidio y llevar a los responsables ante la Justicia", ha señalado, antes de agregar que la demanda "pide a Argentina que ayude en esta lucha e investigue a los culpables de crímenes atroces".

Así, ha recalcado que "entre ellos debe figurar cualquiera que haya abusado y alimentado el odio contra los rohingyas, ya sean líderes militares, políticos y religiosos".

La BROUK está apoyada por Abuelas de Plaza de Mayo y la Fundación Servicio Paz y Justicia. Además, está representada legalmente por Tomás Ojea Quintana, quien fuera relator especial de la ONU para la Situación de los Derechos Humanos en Birmania entre 2008 y 2014.

La organización ha resaltado en su comunicado que "los crímenes de las fuerzas de seguridad han estado complementados por el apoyo y la aquiescencia de distintas autoridades civiles a través de políticas públicas y otros medios".

"El Gobierno civil ha jugado un papel al confinar las comunidades rohingyas en guetos, negarles el acceso a los servicios básicos y quitarles la ciudadanía", ha apuntado, antes de recalcar que Suu Kyi "no sólo fracasó a la hora de condenar o adoptar cualquier acción para evitar los abusos de las fuerzas de seguridad, sino que negó frecuentemente que estuvieran teniendo lugar".

LA RESPONSABILIDAD DE HTIN KYAW Y THEIN SEIN

Asimismo, ha recalcado que la petición reclama además que se aborde la responsabilidad política de los expresidentes Htin Kyaw (2016-2018) y Thein Sein (2011-2016). "La violencia contra los rohingyas que ocupó los titulares internacionales en 2016 y 2017 no ocurrió en el vació", ha argumentado Tun Khin.

"Desde hace décadas, los rohingyas han hecho frente a una grave opresión dentro de nuestro propio país, donde mujeres, hombres y niños viven en condiciones infernales", ha criticado.

"Para que el ciclo de violencia termine, es crucial que todos los responsables de genocidio, ya lleven o no uniforme, sean llevados ante la justicia", ha zanjado.

Por su parte, Ojea Quintana ha sostenido que "algunos crímenes son tan graves que conciernen a la Humanidad en su conjunto" y ha agregado que "los estados tienen una obligación de juzgar estos crímenes, independientemente de dónde hayan sido cometidos".

"El genocidio contra los rohingyas es un ejemplo claro de esta situación y hoy pedimos a los tribunales argentinos que envíenn un mensaje firme de que esto no será tolerado", ha añadido.

"Durante mis viajes a Birmania como relator especial (de la ONU) vi de primera mano el sufrimiento del pueblo rohingya y otras minorías. Es momento de que se haga justicia", ha argüido.

DEMANDA DE GAMBIA ANTE LA CIJ

La demanda presentada por la BROUK ha llegado apenas dos días después de que el Gobierno de Gambia presentara oficialmente una demanda contra Birmania ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por actos de genocidio contra los rohingyas.

Tanto Gambia como Birmania son firmantes de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, aprobada en 1948, que además de prohibir a los estados cometer genocidio pide a todos los firmantes que eviten y castiguen este crimen.

"El objetivo es lograr que Birmania rinda cuentas por sus acciones contra su propio pueblo, los rohingyas. Es una vergüenza para nuestra generación que no hagamos nada mientras el genocidio ocurre ante nuestros ojos", dijo el ministro de Justicia, Abubacarr Tambadou, según la agencia de noticias Reuters.

Gambia, de mayoría musulmana, presentó la demanda con el apoyo de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI). En la misma, reclama a la CIJ medidas provisionales para garantizar que Birmania "detiene las atrocidades y el genocidio contra su propio pueblo rohingya".

Los rohingyas son una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en Rajine. Birmania les considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh y no les reconoce como ciudadanos, privándoles con ello de derechos básicos.

La persecución que, según denuncian, sufren en Birmania les ha empujado tradicionalmente a Bangladesh, donde hay más de un millón de rohingyas. En agosto de 2017, el Gobierno birmano lanzó una campaña militar en respuesta a ataques de insurgentes rohingyas que llevó a la ONU a advertir sobre una posible "limpieza étnica".