17 de agosto de 2007

Bolivia.- Se agrava la lucha entre los asambleístas por la demanda de Sucre de compartir la capitalidad con La Paz

LA PAZ, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conflicto por el establecimiento de la capital del Ejecutivo y del Legislativo en Bolivia se agudizó hoy cuando miles de personas en la antigua capital de Sucre ofrecieron un plazo que cumple el 23 de agosto para anular una resolución de la Asamblea Constituyente, la cual excluyó la posibilidad de que esa ciudad de la provincia de Santa Cruz pueda optar a ser sede de esos poderes.

El departamento de Chuquisaca emprendió una batalla contra el partido del presidente Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS) por promover la exclusión de la solicitud de la capitalidad plena de la Constituyente, la cual está paralizada desde este miércoles, cuando siete asambleístas se declararon en huelga de hambre y los 23 asambleístas de esa jurisdicción decidieron replegarse mientras el oficialismo no cambie en su actitud.

En el departamento de Santa Cruz, mantuvieron ayer una huelga de 24 horas para que los constituyentes que aprobaron la citada resolución abandonen la ciudad.

Otros 54 constituyentes opositores también decidieron dejar de asistir al foro y el comité cívico de Santa Cruz exigió en un comunicado "la suspensión temporal de la Constituyente hasta se solucione los problemas de ilegalidad en los que han incurrido".

Según informa el diario boliviano 'La Razón' nueve constituyentes del MNR enviaron a la presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte una carta en la que le solicitan que la resolución sea revisada. Por su parte, el asambleísta oficialista Macario Tola consideró que "siempre y cuando lo planteen, lo vamos a revisar".

Hoy en Sucre se sucedieron las movilizaciones para defender la capitalidad y anticiparon la derrota del MAS y de Evo Morales en las próximas elecciones. El presidente de los ciudadanos de Chuquisaca, Edwin Grimaldo, anunció un piquete de 20 huelguistas y el comité cívico de esa ciudad anunció el envío a Sucre de una comisión especial de respaldo a los chuquisaqueños.

"No vamos a asistir hasta que el MAS revise su actitud antidemocrática dentro de este proceso de reforma constitucional", enfatizó uno de ellos, Javier Limpias, durante una conferencia de prensa.

Los asambleístas de Beni, Pando, Tarija, Potosí, Cochabamba y Santa Cruz, denuncian también la "incapacidad, parcialidad y subordinación", de la presidenta del foro, Silvia Lazarte, y del primer vicepresidente, Roberto Aguilar, por haber permitido aprobar la resolución que excluye la capitalidad.

El rector de la Universidad de Sucre, Jaime Barrón, leyó una resolución en la que se da hasta el 23 de agosto a la Asamblea para que anule la resolución que favorece la concentración de poderes en La Paz.

"Democracia sí, dictadura no", fue el grito más escuchado en la plaza de armas de Sucre, donde se realizó el cabildo, que convocó a unas 5.000 personas.

Opositores y oficialistas indicaron que bajo las actuales condiciones la Constituyente podría ser clausurada, aunque algunos del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS)--que busca la reelección de Morales en la nueva Constitución-- han solicitado que el foro sea trasladado a la ciudad central de Cochabamba.

Por su parte, el portavoz de presidencia, Alex Contreras acusó a la Alcaldía de Sucre y a la Universidad de San Francisco Javier de enviar a sus empleados para aumentar el número de manifestantes.

El presidente del Comité Interinstitucional de La Paz y del Concejo Municipal de la ciudad, Luis Revilla, dijo a AP que "es bien sabido" que las acciones contra los intereses de esta región proceden de "grupos de poder" de Santa Cruz y otras afines, y que con ellas se busca desestabilizar al gobierno.

"En general, los comités cívicos están cooptados por los sectores conservadores del país (...). Desde hace varios meses se han dedicado a promover esta demanda (la sede de los poderes para Sucre) sin considerar las consecuencias que esto podría tener para el conjunto del país", añadió.