30 de julio de 2012

Bolivia.- Arranca el referéndum sobre la construcción de una carretera en el TIPNIS bajo la supervisión de Unasur y OEA

LA PAZ, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El referéndum sobre la construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha comenzado este domingo en el municipio de Oromomo, ubicado en el departamento de Beni, en el norte de Bolivia, bajo la supervisión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

La consulta popular ha comenzado alrededor de las 13.00 horas (19.00 horas en España) en Oromomo, la primera de las 69 comunidades indígenas que desde hoy y hasta el próximo 25 de agosto se pronunciarán a favor o en contra de la construcción de una carretera en el parque natural.

El pasado 5 de julio, el Gobierno y los líderes de la mayoría de las comunidades que habitan el TIPNIS --que representan a los pueblos indígenas chimán, yuracaré y trinitarios-- alcanzaron un acuerdo para celebrar un referéndum que determine el futuro del proyecto de infraestructuras.

No obstante, se quedaron fuera del acuerdo siete comunidades del parque natural, en concreto, las que participan en la novena marcha de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), entre las que destaca la Subcentral del TIPNIS, liderada por Fernando Vargas.

El conflicto se desató el pasado 15 de agosto, cuando cientos de indígenas iniciaron una marcha hacia La Paz para protestar por la construcción del segundo tramo de la carretera que atraviesa el TIPNIS para conectar los departamentos de Beni (norte) y Cochabamba (centro).

A esta marcha inicial se han ido sumando otras muchas a lo largo de estos meses, que han desembocado en la Plaza Murillo, donde se ubican el Palacio de Gobierno y las sedes de varios ministerios e instituciones, dando lugar a enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

El conflicto del TIPNIS ha causado un gran desgaste al presidente, Evo Morales, que llegó al cargo en 2006 como líder indígena y sindical. La presión social le llevó a anunciar la suspensión temporal del proyecto hasta la celebración de un referéndum en Beni y otro en Cochabamba.

OBSERVADORES INTERNACIONALES

El representante de Venezuela en Unasur, Pedro Sassone, que forma parte del equipo de observadores enviado a Bolivia por la organización regional, ha calificado de "histórico" el referéndum que se está celebrando en el TIPNIS.

"Es un proceso inédito en Sudamérica y, por tanto, se podría decir que hoy se está haciendo historia al consultar a las comunidades indígenas de acuerdo a sus costumbres", ha dicho, en declaraciones recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Por su parte, el delegado de la OEA en Bolivia, Enrique Peña, ha aplaudido la celebración del referéndum al considerar que "es un proceso de profundización democrática, ya que las comunidades indígenas definirán temas ligados a su propio desarrollo".

Además, el representante de la OEA ha destacado que, "en general, el pueblo boliviano ha entendido con madurez la democracia, desarrollando de forma pacífica procesos con los que puede llegar a transformarla".

Reina también ha anunciado que, "en su momento, como es costumbre, la OEA presentará un informe final con los por menores de todo el proceso de consulta popular". "Estaremos muy atentos para darle seguimiento en todas las comunidades que participan", ha subrayado.

POSIBLE INVALIDEZ

El referéndum se celebra ante la posibilidad de que sea invalidado 'a posteriori' por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), debido al recurso presentado por el director de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Rafael Quispe, contra la consulta popular al considerar que no respeta "la concertación y el consenso" al que alude la Constitución, ya que hay muchas comunidades indígenas que están en contra.

Si el alto tribunal acepta el recurso, el referéndum podría quedar suspendido, en el caso de que acepte la imposición de una medida cautelar. De pronunciarse a favor del recurso, la consulta popular quedaría invalidada. Se espera que el TCP se pronuncie este lunes.

Éste no es el único obstáculo legal al que se enfrenta el referéndum. El pasado viernes, el Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca rechazó el amparo constitucional solicitado por Vargas, alegando que carece de competencia para conocer el caso porque las personas denunciadas residen en La Paz, por lo que recomendó al denunciante trasladarlo a los tribunales capitalinos.

La Subcentral del TIPNIS presentó el amparo constitucional acusando a cuatro ministros, a las presidentas de la Cámara de Diputados y del Senado y a los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de incumplir la sentencia del TCP que insta al Gobierno a llegar a un acuerdo con los indígenas sobre el referéndum.