19 de noviembre de 2007

Bolivia.- La Asamblea Constituyente reanudará hoy sus trabajos tras un acuerdo 'in extremis'

LA PAZ, 19 Nov. (EP/AP) -

Un acuerdo político logrado con la mediación de representantes de la Iglesia Católica posibilitará que la Asamblea Constituyente boliviana pueda reanudar hoy sus trabajos tras tres meses de bloqueo. El pacto reabre la posibilidad de que sea tratado de nuevo el posible traslado de las sedes de los poderes legislativo y ejecutivo a la ciudad de Sucre, una de las principales demandas de la oposición al oficialismo del Movimiento al Socialismo (MAS) del presidente Evo Morales.

La posibilidad de volver a tratar ese traslado de poderes de La Paz a Sucre fue la principal condición solicitada por el Comité Interinstitucional de Sucre para la reanudación de los debates. La decisión fue acordada cerca de la medianoche del sábado, según informaron fuentes de la Asamblea Constituyente.

Sin embargo, el asambleísta del oficialismo Carlos Romero explicó a la radio gubernamental, Patria Nueva, que sólo si hay dos tercios de votos de los 255 representantes se podrá reabrir el debate sobre el asunto.

Una resolución de la asamblea aprobada el 15 de agosto eliminó del debate esta espinosa cuestión para evitar una mayor una confrontación regional, lo que provocó protestas en Sucre que finalmente han impedido a los constituyentes continuar su trabajo.

El portavoz de las organizaciones de La Paz, Luis Revilla, declaró que su región no permitirá que el tema vuelva a la Constituyente porque ya se tomó una decisión, y calificó de "chantajista" la demanda del Comité de Sucre.

"No hay probabilidad de que la capitalidad sea nuevamente debatida o se tome una decisión y no vamos a permitir que eso suceda", dijo. Revilla entiende que hoy se debatirá el informe de una comisión política que buscó acercar las posiciones entre La Paz y Sucre.

Mientras, organizaciones sindicales de El Alto, vecina de La Paz, anticiparon que se opondrán a que el asunto vuelva a provocar tensiones en el foro.

La Paz es sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo desde 1899, pero Sucre, la capital histórica boliviana, reclama el retorno de los dos poderes. El asunto ha profundizado la polarización sobre las futuras enmiendas.

La Asamblea Constituyente debe concluir sus deliberaciones el 14 de diciembre, pero hasta el momento no ha logrado redactar ni el primer artículo del texto constitucional que después debería ser ratificado en un referéndum.