8 de noviembre de 2015

Bolivia asegura que Chile "no les intimida" con sus ejercicios militares en la frontera

Bolivia asegura que Chile "no les intimida" con sus ejercicios militares en la frontera
REUTERS

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El titular del Gobierno boliviano en sustitución de Evo Morales --de viaje oficial por Europa--, Álvaro García, ha asegurado a Chile que no les intimida con los ejercicios militares que está llevando a cabo en la frontera con Bolivia y Perú, en declaraciones recogidas por el diario chileno 'La Tercera'.

   Desde este domingo, 8 de noviembre, y hasta el próximo jueves 13, el 'Huracán 2015' --los ejercicios militares-- se llevará a cabo en la zona norte del país.

   "Resulta que después de estos grandes logros que tiene Bolivia --en referencia a un acceso soberano al océano-- a los hermanos de Chile se les ocurre mandar tanques, aviones y soldados a la frontera", ha explicado García. "¿Para qué? ¿A quién quieren intimidar? A nosotros eso no nos provoca ningún miedo", ha añadido.

   "La fuerza y la intimidación no pueden jamás poder derrotar a la justicia, a la verdad y la historia. Hagan los ejercicios que hagan, exhiban lo que  exhiban", ha incidido García.

   En este contexto, García ha afirmado que "todo el mundo comienza a hablar de Bolivia" y, en particular, del contencioso que mantiene con Chila por una salida al Pacífico. "Si vamos a Europa nos hablan del tema del mar, si vamos a Asia nos hablan del tema del mar, si vamos a África  nos hablan del tema del mar. El mundo entero conoce que tenemos una demanda  justa, sincera, una demanda histórica", ha subrayado.

CONFLICTO POR LA SALIDA AL OCÉANO

   El conflicto se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

   Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos veinte años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no hay lugar a ninguna disputa territorial.

   Por su parte, Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

   En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena Michelle Bachelet firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

   No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.

   Chile impugnó el año pasado la competencia de La Haya, alegando que la cuestión ya había quedado resuelta en tratados bilaterales, pero la CIJ ha rechazado este argumento y se ha declarado competente para conocer el fondo del asunto.