1 de octubre de 2008

Bolivia.- Bolivia debe reconducir su política de lucha contra el narcotráfico, según un ex canciller

LA PAZ, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex canciller de Bolivia Armando Loayza afirmó ayer que Bolivia debe reconducir su política de lucha contra el tráfico de drogas y desarrollo alternativo si quiere recuperar las preferencias arancelarias, en el marco de la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de Droga (ATPDEA).

El diplomático considera necesario que el Gobierno ponga en marcha acciones diplomáticas para evitar el cierre de 20.000 fuentes de empleo que generó el ATPDEA en Bolivia, por lo que espera cumpla con el compromiso internacional de reducción de la coca excedente en el país, según citaron los medios locales en declaraciones recogidas por Europa Press.

"El problema de fondo es que Bolivia debe definir ante la comunidad internacional, especialmente en la Comisión Antinarcóticos de Viena de las Naciones Unidas que su política antidrogas sigue siendo invariable, de apoyo a los programas antinarcóticos y de amplitud para recibir asistencia en desarrollo alternativo", comentó.

ATPDEA

La reducción de impuestos está vigente desde 1991, e inicialmente tuvo un plazo de vigencia de 10 años. El Congreso estadounidenses puso en marcha el año 2001, el ATPDEA como una compensación por la lucha contra el narcotráfico y la erradicación de la coca en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

No obstante, el Gobierno de George W. Bush descertificó a Bolivia en la lucha contra el narcotráfico y posteriormente pidió suspenderla del beneficio del ATPDEA. El pasado lunes, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por un año la prórroga del beneficio del ATPDEA para los cuatro países andinos; Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, sin embargo, la suspensión continúa vigente.

Loayza calificó este hecho de positivo, empero advirtió de que ese proceso legislativo no concluye ahí toda vez que esa decisión tiene que ser aprobada en el Senado estadounidense.

Por último, declaró que el Gobierno no debe descansar para realizar gestiones diplomáticas a través de la Cancillería y mecanismos del Estado que promueven el comercio exterior para reconducir y redefinir el apoyo de la lucha contra las drogas y desarrollo alternativo.

Para el ex canciller, el Gobierno de los Estados Unidos está mas preocupado en salvar la crisis financiera internacional, por lo tanto el tema de Bolivia no resulta una prioridad en este momento.